José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • La Asamblea General celebrada hoy ha autorizado al Consejo Rector de realizar las desinversiones necesarias para sanear la cuentas que, en la campaña 2018/2019, han presentado perdidas por valor de 13,9 millones de euros.

La tendencia marcada en los últimos meses de recuperación del precio del azúcar hace que el presidente de ACOR, Justino Medrano, se haya mostrado optimista con el futuro del sector remlacha, confiando que en la próxima campaña la cooperativa vallisoletana vuelva a la senda de los beneficios tras vivir en la 2018/2019 unos resultados muy negativos que se traducen en unas perdidas de 13,9 millones de euros.

Medrano, ante más de 140 socios e invitados que han acudido a la Asamblea General de la citada entidad asociativa que ha tenido lugar el Olmedo, ha señalado como bases para ese optimismos la recuperación del precio del azúcar de casi el 20% vivido en los últimos meses; el déficit que se va a producir en el mercado comunitario tras una campaña baja producción, se han cerrado nueve fábricas en Europa, subraya, en la que apenas se llegarán a los 17,4 millones de toneladas frente a los 21,3 de la 17/18  a lo que se suma una previsible siembra bastante menor que podría provocar que se generase un déficit entre producción y consumo de más de 3,8 millones de toneladas; y, la optimización de todo el proceso fabril llegando a producir 210.000 toneladas de azúcar fruto de las 14.116 hectáreas contratadas esta campaña muy lejos, por ejemplo, de los datos de la 16/17 cuando la superficie de los socios apenas llegaba a las 7.000  hectáreas y las 113.000 toneladas de azúcar.

Precisamente, ha querido destacar el presidente de la cooperativa ese ascenso de la superficie contratada más el compromiso de pagar a los agricultores 42 euros por tonelada ha provocado que exista una cierta debilidad financiera a la que se está tratando de dar solución. Y precisamente en busca de aliviar esa coyuntura la Asamblea General ha aprobado hoy autorizar al Consejo Rector a llevar a cabo algunos procesos de desinversión en algunas de las actividades de diversificación en los que se ha trabajado en los últimos años como pueden ser tanto la retirada de las labores agrícolas en Rumanía (se están labrando 3.515 hectáreas para obtener 10.660 toneladas de trigo, cebada, colza, girasol o guisantes) como la refinanciación tanto de la planta fotovoltaica de Olmedo, cuya amortización ya está completada, como de los terrenos adquiridos para un proyecto similar en Olmedo. Junto a esa desinversión se ha puesto sobre la mesa la venta de los terrenos de Cabezón de Pisuerga, donde se instalaba la anterior fábrica, como otra opción para “aliviar” las financias de la cooperativa.

LOS DATOS

ACOR, ya se conocía hace meses, ha presentado un balance negativo en la campaña 2018/2019 de 13,9 millones de euros lastrada en gran medida por el hundimiento del precio del azúcar que ha caído un 52% en los últimos 6 años pasando de los 722 euros de junio de 2013 a los 321 de julio de 2019

Esas cifras hay que entenderlas, por ejemplo, tenieno en cuenta el esfuerzo que la cooperativa lleva haciendo desde hace muchas campañas para que los socios cobren la remolacha a 42 euros por tonelada. Sólo en la última recogida se han aportado 6 euros por tonelada, pero es importante destacar que desde el año 2006, momento en que se activa la reforma de la OCM del Azúcar desmantelando el sistema de cuotas vigente hasta entonces, la media por campaña que ha aportado la coopetativa al precio de los socios ha sido de 9,64 euros por tonelada, alcanzando el importe por tonelada en ese periodo una media de 44,34%.

Justino Medrano quiso destacar como se ha cerrado la campaña pagando, a los socios, la tonelada de colza a 355 euros frente a los 320 iniciales mientras que el girasol “tipo” ha sido a 325 cuando el importe anunciado era de 320 y a 405 euros el “alto oleico” cuando la partida era de 405 euros.

EL FUTURO

A pesar de abrir esa puerta a la desinversión en determinados temas, el Consejo Rector de ACOR se ha reafirmado en buscar alternativas económicas y de cultivo dentro de las posibilidades que ofrece el campo y la industria agroalimentaria de Castilla y León. “Estamos abiertos a todas las posibilidades viables”, concluía Medrano que indicó que se mantiene abierta la vía de los bioplásticos, destacando que se han iniciado contactos con una industria situada en el “levante” español.

Preguntado sobre la posibilidad de colaborar con Azucarera para "moler a maquila" las remolachas más cercanas a cada fábrica, Medrano se mostró abierto a esa posibilidad, "tenemos que estudiarla y analizarla pero tiene mucha lógica aunque unos y otros tendremos que superar muchas reticencias. Es una posibilidad lógica a la que estamos abiertos".

Tags: 

Sección: 

Provincias: