Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

La resistencia a los antibióticos es uno de los grandes problemas de la medicina y la veterinaria actualmente y son muchas las investigaciones las que trabajan para reducir su uso. Desde el año pasado, la Universidad de León forma parte de un equipo internacional multidisciplinar que investiga los efectos de los aceites esenciales, hechos a partir de plantas aromáticas y medicinales, sobre las mastitis en vacuno de leche.

En León, participan el Instituto de Ganadería de Montaña, del CSIC y la Universidad. La responsable del equipo investigador leonés es Sonia Andrés, científica titular del CSIC, que explica que “el proyecto se ha centrado en explotaciones de vacuno de leche de Túnez, que son muy familiares, con un escaso numero de animales y con poco grado de tecnificación, lo que  hace muy difícil mantener una calidad higiénico sanitaria óptima en el producto final”. Con esta situación del sector en Túnez, el proyecto trabaja en una doble vertiente, por un lado, prevenir que aparezca la infección en la ubre que requiera el uso de antibióticos y, por otro,  “buscar una alternativa a la utilización de los antibióticos, una vez que ha aparecido la infección mamaria”. En Túnez, la industria láctea desecha en torno al 30% de la leche por su “elevada carga bacteriológica por la mamitis y también por la conservación”.

En este segundo pilar, se estudia desde el año pasado “el potencial bactericida de aceites esenciales que se producen en Túnez”, es un país muy rico, por sus condiciones climáticas, en planas aromáticas y medicinales. Por tanto, el objetivo de este proyecto, denominado MilkQua, es comprobar “cuál es la actividad bactericida y llegar a determinar si realmente esos aceites esenciales constituyen una alternativa válida a antibióticos para tratar infecciones a nivel de la ubre y reducir el uso de antibióticos y, con ello, la aparición de bacerias resistentes que puedan provocar problemas en el ganado y en los humanos”.

 

Seis socios europeos y cinco tunecinos

El proyecto es una iniciativa PRIMA (Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area) que une a seis socios europeos y cinco tunecinos que comenzaron a trabajar en 2019 y que prevén terminar en 2022. La primera fase, explica  Sonia Andrés, “ha sido recoger una muestra representativa de estos aceites y se ha caracterizado la composición química, se ha comprobado qué actividad bactericida presentan frente a las especies bacterianas que provocan la mamitis en el vacuno de leche”. Después, los aceites que han demostrado los resultados  más prometedores se han evaluado en la Universidad de Oporto (Portugal) para esclarecer a qué dosis no provocan daños celulares, porque “no solo queremos que sean eficaces para la infección, sino que también sean seguras para el animal”. Ésta es la fase inicial, la siguiente probará las dosis más eficaces y seguras para conocer el efecto en los animales. Ésta es la fase en la que se encuentran ahora y comenzará “en breve”. Además de la Universidad de Farmacia de Oporto que estudia los aceites esenciales a nivel celular, también participa la Facultad de veterinaria de la universidad de  Milán (Italia)  para ver “qué tipo de respuesta inmunológica se implementa en los animales que se tratan con estos aceites”, también participa un socio francés que investiga los “efectos que tienen los aceites esenciales en la mamitis, a nivel de eficiencia alimentaria” y, por último, Túnez “con un programa para mejorar la gestión y la calidad de la leche en sus explotaciones”.

 

Aceites que rompen la membrana de las bacterias

Los aceites esenciales que se producen a partir de plantas aromáticas y medicinales, expone Andrés,  “están compuestos de moléculas que tienen una actividad bactericida, un modo de actuación  distinto a los antibióticos porque rompen la membrana de las bacterias y hacen que desaparezcan”. 

MilkQua está en su fase inicial estudiando qué sucede con los aceites esenciales a nivel de actividad antimicrobiana, después, “una vez definidas las dosis más seguras y eficaces, se ensayarán en animales, inicialmente en ovejas y, después, cuando comprobemos que las dosis son eficaces y seguras se llevarán los ensayos al vacuno de leche”.

Sección: 

Provincias: