Agronews Castilla y León

Si se contempla la evolución del desempleo agrario en los últimos tres meses, se comprueba que el número de personas desempleadas se redujo en 19.700 respecto al cuarto trimestre de 2019 (un 10,7%), mientras que el de ocupados cayó en 9.100 personas. Por lo tanto, la población activa cayó un 2,9% y se rompió con la evolución que presentaba el cuarto trimestre de 2019, cuando el crecimiento de la ocupación tiró de la población activa hasta expandirse un 3%.

El sector agrario es la única actividad en la que el paro se redujo de forma interanual, junto con la industria, donde cayó un 1,9%. En construcción y servicios se incrementó un 3,3% y un 8,2%.

La EPA correspondiente al primer trimestre de 2020 también cifra la población que trabaja en el sector agropecuario en 784.800 personas. Según este dato, el empleo cayó en 54.900 personas durante los últimos doce meses, un 6,5%; y habría caído un 1,1% respecto al cuarto trimestre de 2019 (9.100 personas menos que al finalizar 2019). La caída de la actividad sectorial debe estar relacionada con los problemas que surgieron en la exportación por la pandemia y no con efectos estacionales, puesto que no suele ser un trimestre en el que caiga el empleo.

La tasa de paro del sector en este primer trimestre de 2020 es del 17,3%, casi tres puntos por encima de la tasa general de desempleo español, que es del 14,4%. En los últimos doce meses la tasa de paro agrario creció del 17,1% al 17,3%, aunque en los últimos tres meses cayó desde el 18,8%. Rompe con la tendencia anual que presentaba en los últimos años, en los que el primer trimestre presentaba reducción de esta tasa en términos interanuales, superior a dos puntos.

La tasa temporalidad inusitadamente alta sigue siendo una de las características más precarias del sector, que destaca en el mercado de trabajo español. Afecta a casi el 56% de sus trabajadores por cuenta ajena, lo que verifica la rotación a la que se les somete.

Otro de las características negativas es la desigualdad de género. La tasa de paro entre las mujeres es del 24,6%, frente al 14,9% que soportan los hombres. La temporalidad que afecta a las trabajadoras asalariadas agrarias es del 69%, frente 52% de sus compañeros. Además, la temporalidad entre el empleo femenino se ha incrementado en el último año.

CCOO espera que inicio de las campañas agrícolas acentúe los efectos de la ocupación, que se respeten los protocolos de seguridad ante el COVID-19 y que se cumplan de manera estricta y responsable las medidas agrarias establecidas en el Real Decreto Ley 13/2020 de 7 de Abril. El sindicato insta a las autoridades laborales a reforzar las inspecciones.

Tags: 

Sección: