Agronews Castilla y León
  • Las indemnizaciones a abonar por parte de Agroseguro superan los 122 millones de pesetas
  • La mayor parte de las hectáreas afectadas 249.411,42 corresponden a cultivos herbáceos

Un reciente documento por ENESA sitúa en 345.629,51 las hectáreas aseguradas que se han visto afectadas por el pedrisco o granizo en el conjunto de España, de las que 107.151,82 se corresponden con parcelas de Castilla y León.

Por lo que se refiere a los cultivos más afectados, la inmensa mayoría 249.411 hectáreas de las totales dañadas por el granizo son de cultivos herbáceos extensivos, seguidos por el viñedo que ha visto como resultaban dañadas 51.199 hectáreas.

A nivel internacional la cobertura del riesgo de pedrisco es una de las más comunes en los diversos sistemas de seguros agrarios, En España ya la ley 87 de 1978 que aglutina toda la normativa sobre este tipo de protección recoge el riesgo de pedrisco dentro de los riesgos agrícolas que podrá amparar el Seguro.

La importancia del pedrisco, se afirma desde ENESA, radica en los cuantiosos daños que puede ocasionar, que se producen generalmente con la cosecha ya cercana a su recolección.

La cobertura de este riesgo variará en función de las especificidades propias de cada línea de seguro, así como del módulo elegido. No obstante, las características generales de la misma son las siguientes:

  • se cubren daños en la cantidad de producción para todos los cultivos, es decir, las pérdidas por caída de frutos al suelo o por impactos directos que destruyen el producto.
  • para algunos cultivos, como por ejemplo los cítricos, se cubren daños en la calidad de las producciones. En este caso se compensa la depreciación en el valor de la producción obtenida, es decir, la pérdida del valor comercial.
  • para ciertos cultivos (frutales y cítricos) se cubren “daños en madera”, entendiéndose por tales los daños en el arbolado que pudiesen afectar a futuras cosechas.
  • quedan incluidas las plantaciones jóvenes (plantones).
  • existe la posibilidad de asegurar los daños en las instalaciones (invernaderos, etc.).

Dentro del Seguro Agrario Combinado, las líneas de seguros agrícolas se estructuran en Módulos que proporcionan distintos niveles de cobertura al productor (Módulos 1, 2, 3 y P). En el caso concreto del pedrisco, el Módulo 1 cubre el riesgo a nivel de explotación y para pérdidas mayores del 30% de la producción asegurada. Para el resto de Módulos, el riesgo queda cubierto a nivel de parcela, garantizándose habitualmente el 100% del capital asegurado con una franquicia sobre daños del 10%.

Por lo que se refiere a la distribución geográfica del pedrisco destaca principalmente su irregularidad. Existe una enorme variabilidad para áreas muy cercanas. De forma general podemos afirmar que su frecuencia es reducida en Galicia y la región Cantábrica, así como en la región bética y Extremadura. Tanto los archipiélagos canario y balear como la región sub-bética presentan una distribución moderada. Finalmente, en el Sistema Ibérico, el valle del Ebro, Levante y Cataluña los riesgos son mucho mayores, existiendo en estas zonas áreas, de ámbito más reducido, donde se presentan las mayores frecuencias.

El pedrisco es el riesgo que mayor porcentaje de siniestros e indemnizaciones registra dentro del Seguro Agrario, debido a la suma de dos factores: es el fenómeno climático que se presenta con mayor
frecuencia y se encuentra cubierto en todas las líneas de seguro y para todas las modalidades de contratación.

Según datos de Agroseguro, tanto en número de siniestros como en coste de la siniestralidad, el pedrisco se sitúa por encima del 40% del total y junto con la helada y la sequía supone más del 80% de la siniestralidad abonada en toda la serie histórica. 

Los pedriscos del verano han afectado a más de 350.000 hectáreas aseguradas a nivel nacional. Frutas, cereales, uva de vinificación, hortalizas y cítricos son los cultivos más afectados.

Las indemnizaciones en cereales ya han sido abonadas y se está procediendo al pago de las indemnizaciones en el resto de sectores, hasta alcanzar una cifra de 122 millones de euros estas compensaciones.

Sección: