Agronews Castilla y León

Más de 2.000 agricultores y ganaderos de toda la provincia, junto a 250 tractores, convocados por ASAJA, UPA, COAG y las Cooperativas Agroalimentarias han llenado las calles de Ciudad Real detrás de una pancarta en la que se podría leer “En defensa de una agricultura y Ganadería rentable y de futuro”, subrayando  la difícil situación económica y el desprestigio que viene sufriendo el sector agrícola y ganadero regional, exigiendo al Gobierno de la nación la puesta en marcha de medidas que permitan paliar la difícil situación por la que atraviesa el sector agrario.

 

Los responsables de las organizaciones agrarias, vuelven a alzar la voz conjuntamente para reivindicar un decálogo “de mínimos”, cuyo primer punto lo encabeza trabajar por “unos precios de los productos agrarios que permitan la sostenibilidad económica de las explotaciones agrícolas y ganaderas, en línea con lo que establece la ley de la cadena alimentaria”, señaló Rodríguez. Una reivindicación que exige un plan de choque que ayude a paliar los negativos efectos del incremento de los costes de producción que está sufriendo el sector agro-alimentario. Este sería el segundo punto del decálogo exigido.

Injustificado aumento de los costes de producción

Y es que, a juicio de los representantes de las cuatro entidades convocantes, el sector agrario está sufriendo un continuo e injustificado aumento de los costes de producción (energía eléctrica, carburantes, fitosanitarios, semillas, logística, etc.), que está cuestionando seriamente la rentabilidad y viabilidad de las explotaciones y que, de no tomarse medidas de manera inmediata, supondrá la ruina de miles de agricultores y ganaderos de la región y una pérdida de la competitividad de las cooperativas que tienen que operar en el mercado

Política hidrológica que favorezca el desarrollo socioeconómico y agroalimentario

Por su parte, destacar como tercer punto la necesidad de poner en marcha “una política y una planificación hidrológica que favorezca el desarrollo socioeconómico de nuestro sector agroalimentario regional, la competitividad de las explotaciones, el acceso de los jóvenes agricultores a una agricultura de regadío y que ayude al mantenimiento de la población en el medio rural, todo ello siendo compatible con un uso racional y sostenible de los recursos disponibles”. Del mismo modo acentuó cómo el incremento de costes está afectando a los intereses de las cooperativas que está haciendo que la rentabilidad de las empresas de las cooperativas se esté poniendo en verdadero jaque”.

Defensa del sector ganadero

En cuarto lugar, se ha puesto el acento en la defensa de nuestro sector ganadero, uno de los que mayor garantía alimentaria y calidad ofrece al consumidor y por una normativa de bienestar animal compatible con una producción ganadera competitiva y de calidad.

El quinto punto del decálogo es la necesidad de que las medidas vayan acompañados por una legislación laboral que reconozca la especificidad, temporalidad y estacionalidad de la actividad agraria y ganadera, como punto quinto del decálogo, mostrando así su oposición a la reciente reforma laboral aprobada por el Gobierno, “que nuevamente olvida a las especificidades de la agricultura”.

Reconocimiento y mayor apoyo al cooperativismo

En sexto lugar, los convocantes han pedido un reconocimiento y mayor apoyo al cooperativismo agroalimentario, como instrumento principal de vertebración y mejora de la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas, el acceso a mercados de valor y de adaptación al nuevo modelo productivo.

Apoyo a las inversiones para continuar apostando por el medioambiente

Otro de los puntos del decálogo, es reclamar un mayor apoyo a las inversiones necesarias, “para que los agricultores podamos avanzar en las exigencias medioambientales y de bienestar animal previstas para el 2030, porque cada vez se nos exige más por menos”.

Investigación agraria y exigir las mismas condiciones de producción dentro y fuera de la UE

Como octava reivindicación de esta manifestación, es potenciar la investigación agraria y apoyo a la innovación en explotaciones y empresas agroalimentarias, evitando la prohibición de fitosanitarios sin alternativas eficaces en la lucha contra plagas y enfermedades vegetales.

Como penúltima medida las OPA`s exigen cláusulas espejo en las producciones agrícolas y ganaderas que se importan de otros países terceros, de forma que existan las mismas condiciones de producción dentro y fuera de la UE para los alimentos que llegan a nuestros consumidores.

Apoyo en defensa de la caza

Por último, como razón número 10 de este decálogo, exigen un mayor apoyo y defensa de la caza, ya que minimiza los daños agrarios y garantiza la producción de alimentos. Además, previene enfermedades que afectan al ser humano y a la ganadería. Evita accidentes de tráfico, contribuye al equilibrio ambiental general y a la economía rural.

Sección: