Agronews Castilla y León

La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo autónomo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, aboga ante la celebración hoy, 22 de marzo, del Día Mundial del Agua por un uso sostenible de este recurso valioso y escaso, para ayudar a combatir el cambio climático. El agua es vida y un motor fundamental de desarrollo de nuestro territorio. A pesar de ello, la escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial y se prevé que este porcentaje aumente.

El lema elegido este año es ‘Agua y cambio climático’, cuyo previsible impacto se recoge en el tercer ciclo de planificación hidrológica y tendrá una especial relevancia en el nuevo Plan Hidrológico del Duero 2021-2027, que ahora se está actualizando.

En esta línea de trabajo, el Esquema Provisional de Temas Importantes (EpTI) del Duero, antesala de este nuevo Plan, así como la revisión del Plan de Sequías y del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación, incorporan las posibles medidas a adoptar para la adaptación y mitigación del cambio climático, que está provocando fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes y dañinos. Para la CHD es importante incorporar escenarios de cambio climático en la gestión del agua de la cuenca, con el fin de garantizar los usos con las restricciones ambientales exigidas normativamente, ante las previsiones que apuntan a una reducción de las aportaciones del 11% en un horizonte de veinte años respecto a los registros históricos.

Éste es uno de los principales retos expuestos en el EPTI, un texto provisional en período de consulta pública hasta el próximo 24 de julio, donde se identifican y valoran los principales problemas de la demarcación, junto a las posibles decisiones a adoptar.

Desde el Organismo se insiste en la necesidad de seguir avanzando en fórmulas de gestión participada para preservar las aguas superficiales y subterráneas, así como en reducir la contaminación difusa y desarrollar medidas para la adecuada depuración de las aguas, y medidas de defensa frente a inundaciones basadas en infraestructuras verdes, en un contexto de sostenibilidad ambiental, económica y social. Todo ello, garantizando los regímenes de caudales ecológicos, así como el buen estado de nuestros ríos, lagos y acuíferos.

Por eso, es imprescindible aplicar en su gestión medidas eficaces y eficientes, que sean incorporadas en la planificación hidrológica y en otras planificaciones sectoriales relacionadas con el agua. Un trabajo que debe complementarse con una participación activa y responsable por parte de toda la sociedad, que contribuya así a la preservación de este recurso imprescindible para la vida.

Tags: 

Sección: