Agronews Castilla y León

2020 va a comprobar como el Instituto Nacional de Estadística elabora una nueva edición del Censo Agrario. Éste que se realiza cada 10 años, es una prioridad tanto para el Sistema Estadístico Europeo como para España.

A escala europea, es una herramienta fundamental para examinar las principales características estructurales de las explotaciones agrícolas y su evolución en el tiempo a efectos de la toma de decisiones en materia de Política Agraria Común (PAC).

A nivel nacional, la información del censo es fundamental para la toma de decisiones en materia de política agraria y para los usuarios. Además, proporciona el marco para el diseño de encuestas agrarias e información de base para la elaboración de las Cuentas Económicas de la Agricultura.

Novedades

El Censo Agrario 2020 será innovador porque estará basado en el uso masivo de registros administrativos. De esta forma, se conseguirá elaborar un directorio censal de calidad y disminuir sensiblemente la recogida directa de información. Aproximadamente, dos terceras partes de las explotaciones agrícolas no recibirán cuestionarios del INE. Además, el nuevo censo costará aproximadamente la mitad que el realizado con referencia a 2009.

Para elaborar el directorio censal, integrado por cerca de un millón de explotaciones agrícolas, se han analizado y procesado más de 20 registros administrativos, tanto con cobertura nacional como a escala de comunidades autónomas.

Entre ellos, destaca  la solicitud única que realizan los agricultores para la petición de ayudas de la PAC. En base a los acuerdos alcanzados entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el INE se ha modificado el marco legal de la información mínima a recoger en la declaración de ayudas. De este modo, el INE podrá incorporar directamente la información de aproximadamente 700.000 declaraciones, evitando en la mayor parte de estos casos la recogida directa de estos datos a través de cuestionarios.

Otra ventaja de esta nueva operación es que la recogida de información por medio de la solicitud única permitiría disponer de un censo continuo en los próximos años para las explotaciones agrícolas que solicitan ayudas de la PAC.

Para las explotaciones que no solicitan ayudas, se remitirá un cuestionario para recopilar la información básica del censo, aproximadamente 190 variables. Además, se investigará a una muestra de 65.000 explotaciones a las que se solicitará información adicional a través de un cuestionario modular. La recogida de datos del cuestionario censal y modular será multicanal: por correo postal, internet, entrevistas telefónicas y entrevistas personales.

Próximos pasos

En 2019 se llevó a cabo una prueba piloto al objeto de analizar la calidad de los registros administrativos disponibles y determinar su futuro uso en el Censo Agrario.

Una vez finalizada la prueba, entre los principales trabajos que el INE está desarrollando sobre esta operación destacan los relativos a la elaboración del directorio final, el análisis de su cobertura y la elaboración de la metodología definitiva del censo.

Durante 2020 se presentará el Proyecto a los principales productores y usuarios, se actualizarán las fuentes disponibles y comenzará la recogida de información, tanto en la parte administrativa como en la parte relativa a encuestas.

En 2021 finalizará la recogida de información, se procederá a su tratamiento con especial énfasis en los procesos de depuración e imputación de datos. También comenzarán los trabajos relativos al análisis de calidad de los ficheros intermedios y finales. Por último, en marzo de 2022 se publicarán los resultados del censo.

Tags: 

Sección: