Agronews Castilla y León

El ovino prácticamente repite los datos y los incrementos se centran en el conejo y las aves

Los datos finales ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han puesto en evidencia que en 2013 se ha producido una preocupante reducción del número de sacrificios de ganado bovino, caprino y porcino en Castilla y León, mientras que el ovino, apartado en el que esta comunidad autónoma se mantiene en lo más alto de la tabla, se repiten prácticamente los datos de 2012 y sólo en la cunicultura y las aves se aprecian subidas significativas.

Castilla y León sigue siendo la región en la que más ovino se sacrifica, alcanzando en 2013 los 3.476.749 animales lo que representa una disminución del 0,25 por ciento de 2013 frente a 2012, porcentaje este incluso mejor que la media nacional que se cifra en una reducción del 0,71 para cerrar la cifra de sacrificios en 10.444.455.

Peores datos se aprecian si se hace referencia al bovino, con una caída de las reses que se han llevado al matadero del 11,53 por ciento desde 2013 a 2012 al pasar de 473.250 animales a 418.680. Esa reducción es muy superior a la del cómputo estatal que se cifra en el -2,9 por ciento al disminuir desde los 2.285.924 animales de 2012 a los 2.219.731 del año recientemente finalizado.

Hasta el -7,51 por ciento llega la disminución de los sacrificios de porcino, pues aunque Castilla y León sigue siendo la segunda comunidad autónoma en este "ranking" tras Cataluña, la reducción es realmente significativa al pasar desde los 5,6 millones de animales llevados a matadero en 2012 a los 5,2 de 2013. Situación que se hace especialmente preocupante si se tiene en cuenta que en los datos generales de España esa disminución se ha quedado en un -0,37 por ciento hasta alcanzar la cifra de los 41.439.217 animales.

Otro de los sectores que también ha soportado en 2013 una caída de los sacrificios ha sido el caprino que disminuye en Castilla y León un -6,56 por ciento quedándose en los 112.382 animales sacrificados.

La otra cara de la moneda la representan la cunicultura y las aves, sectores ambos en crecimiento en el pasado 2013, al menos, a lo que a número de sacrificios se refiere en la región castellanoleonesa. Así, el primero crece un 3,81 por ciento hasta llegar a los 7,1 millones de animales sacrificados, dato muy positivo si se tiene en cuenta, además, que la tendencia en España ha sido de una reducción global  del 2,59 por ciento hasta llegar a los 52 millones de animales conducidos hasta el matadero.

Algo similar se puede decir con el sector de las aves, cuyos sacrificios en Castilla y León han alcanzando la cifra de los 59,3 millones de animales, lo que representa un incremento del 1,9 por ciento, dato que contrasta con la caída en el conjunto nacional de 0,71 por ciento hasta cerrar una cifra en 2013 de 698,8 millones de aves llevadas a los mataderos de las distintas comunidades autónomas.

Sección: