María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Alrededor de unos 200 ganaderos de vacuno de leche de Castilla y León se han concentrado hoy en Zamora ante las puertas de la empresa láctea Lactalis para protestar por los bajos precios que están recibiendo los productores de leche de manos de la industria. Las organizaciones agrarias convocantes UPA, COAG y ASAJA acusan a las empresas de bloquear una mejora del precio de la leche en origen, obteniendo para ellas una gran rentabilidad económica mientras arruinan a los ganaderos a través de unos precios miserables.

Bajo una gran pancarta que portaban los responsables sindicales y ganaderos en la que se podía leer “Dignidad y respeto para el sector ganadero ¡Precios justos para la leche ya¡” se concentraron y cortaron la carretera un par de veces para protestar por lo que ellos consideran injusto lo que está haciendo la industria láctea, especialmente Lactalis, con los productores de leche y a la que no se pone remedio.

Los ganaderos están molestos y “cabreados” ante una situación que en la mayoría de los casos “les está superando con creces”. Pedro Cañón es un ganadero de Villafañe en León que “no había vivido este momento nunca, es un escenario muy complicado, el que estamos pasando ahora, el precio de los piensos es inasumible, un kilo de pienso vale más que un litro de leche, una vaca consume 15 kilos al día mínimo, así que los 20 primeros litros de leche son para pagar el pienso, los cereales están disparados, la luz está un 85 por ciento más de precio, yo de pagar 600 euros de energía al mes ahora pago 1.200, el gasóleo está por las nubes y las industrias lácteas se niegan a mover los precios en los contratos y con 2 céntimos de subida que es lo que tenemos desde septiembre hasta diciembre no somos capaces de librar gastos”.

Este ganadero leonés dice que la industria se siente “muy presionada” por la distribución y como solución “tendríamos que reunirnos a tres bandas, ganaderos, industria y distribución para llegar a un acuerdo porque sino habrá muchos ganaderos que están pensando en abandonar las explotaciones porque no les compensa trabajar en ellas para perder dinero”.

Así las cosas, las organizaciones agrarias denuncian el incremento desorbitado de precios en la alimentación del ganado y de la energía y combustible sin que los productores puedan trasladar esa subida a los precios que ellos perciben por un producto de primera necesidad y calidad. Esta situación limite provoca que si de media una explotación ganadera de Castilla y León está cobrando por la leche entorno a 33/34 céntimos por litro, tiene que pagar 40 céntimos para producirla y mantener su actividad.

En Castilla y León quedan apenas 850 granjas de vacuno de leche y, según señaló el responsable regional de ASAJA, Donaciano Dujo, “cada ganadería produce de media un millón de litros al año, están perdiendo 6 céntimos en cada litro lo que equivale a que al año dejan de ingresar 60.000 euros, esto no puede seguir así”. En la misma tesitura se pronunciaron tanto el presidente Regional de COAG, Lorenzo Rivera, como el secretario Provincial de UPA, Aurelio González, “no podemos consentir que esto siga así porque es la ruina del sector en poco tiempo”.

Los sindicatos agrarios anunciaron más movilizaciones a nivel nacional “si la situación no se soluciona”.

Sección: