Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos pide a la Administraciones regional y nacional que pongan en marcha medidas urgentes para restablecer la actividad agraria de las granjas y los cultivos afectados por el tornado del 7 de enero en los municipios de Cistella, Terrades y Navata, en el Alto Empordà, y en otros de la Cataluña central, y que supondrán miles de euros, aunque los peritos aún trabajan en la valoración de los daños. El sindicato, que ha visitado esta semana granjas y cultivos afectados del Alt Empordà, también pide a las empresas aseguradoras la máxima celeridad y rigor a la hora de hacer las valoraciones de los daños a las infraestructuras agrarias.

En Cistella, al menos siete granjas en activo sufrieron daños importantes, con resultado de animales muertos o malheridos, cubiertos arrasados y tejados rotas, mientras que en Terrades, dos granjas más, una de las cuales en activo, también resultaron afectadas . En este municipio quedó dañada una plantación de 150 olivos, de las que sólo ha quedado una veintena y aún con daños, y una de cerezos. En Navata, la fuerza del viento dañó dos pivotes de riego.

El tornado también hizo estragos en los bosques de alrededor del embalse de Darnius-Boadella, después de tomar dos direcciones, por un lado, hacia Darnius y Agullana, y por otro, hacia Tapis (Maçanet de Cabrenys), donde también provocó destrozos importantes. En estas rutas, además, resultaron afectadas alcornoques. Para el sindicato, hay celeridad para retirar los árboles rotos de cuajo por el riesgo de incendios que conllevan teniendo en cuenta la sequía de los últimos meses.

El tornado también afectó a los municipios de Cardona, en el Bages, y Navès, en el Solsonès, con daños a bosques, tejados de granjas y masías y cubiertos.

Unió de Pagesos pide el establecimiento de ayudas para rehacer los daños extraordinarios a los bienes de las explotaciones agropecuarias y masías, así como ayudas para la reparación, rehabilitación y reconstrucción de las viviendas, medidas fiscales como la adecuación de los módulos del IRPF a la pérdida de producción, exención del IBI y de cuotas a la seguridad social agraria durante un año. El sindicato pide, además, al Gobierno de la Generalitat que articule líneas de crédito como ayudas de Estado para compensar pérdidas de rentas futuras o de bienes productivos ocasionados por los desastres naturales.

El sindicato insiste en la necesidad de llevar a cabo estas medidas con celeridad y de manera justa, ya que las ayudas establecidas por las administraciones para los afectados de los incendios de 2012 en el Alt Empordà eran tan restrictivos que finalmente casi nadie optó por acoger -se.

Sección: