Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Apaycachana ha apostado por la Montaña Oriental leonesa donde también produce compost y electricidad

Cuando lo más habitual es que las empresas decidan ubicarse cerca de las ciudades, y que el medio rural envejezca y pierda a sus jóvenes, sorprende y gratifica encontrar ejemplos como el de Apaycachana, una empresa que en 2006 apostó por la Montaña Oriental Leonesa, por la localidad de Cistierna, para dar nueva vida a las instalaciones de la antigua Enervisa -que en pocos años pasó de alzarse como alternativa al cierre de las minas de carbón, a convertirse en un auténtico fraude que dejó en el camino decenas de empleos, millones de euros y la ilusión de toda una comarca-. Hoy en el Polígono Industrial de Vidanes, los invernaderos que se construyeron para el cultivo de cebada, se han reconvertido a la producción en cultivo hidropónico de tomates y de sus 40.000 metros cuadrados salen 1.500 toneladas al año, o lo que es lo mismo, 23 kilos por cada metro cuadrado y ciclo, un récord que alcanzaron el año pasado y que, asegura, orgulloso, Diego González, responsable de la Unidad de Agricultura de Apaycachana, permite “competir con Almería e, incluso, estar por encima de algunas zonas” y él sabe bien de lo que habla porque antes de poner en marcha el proyecto, visitó muchos invernaderos del sur de España para definir lo que hoy es 'Nuestra huertina'. Esta empresa ha sido la protagonista de Es el Campo de Castilla y León de Es Radio, que pueden escuchar en este enlace https://soundcloud.com/user-617417303/1104-es-el-campo-de-cyl.

Apaycachana cuenta con un invernadero hidropónico de tomates de 4 hectáreas, una ganadería con más de 10,000 de cabezas, una planta de cogeneración de energía y otra de compostaje en la que se procesa el estiércol y los  restos vegetales del invernadero

El reto no era sencillo puesto que en los días  más extremos, en Cistierna -la entrada al Parque Nacional de los Picos de Europa, a más de 900 metros de altitud-  hay hasta 30 grados de diferencia entre el día y la noche y los invernaderos se deben mantener a una temperatura constante para garantizar un buen producto. Ese calor que permite que se produzcan tomates durante todo el año, es posible gracias a otra de las unidades de negocio de Apaycachana, Cisener, una planta de cogeneración que produce energía y calor. Su responsable es Elvia Rodríguez, una joven ingeniera de Cistierna, para la que encontrar un trabajo en su tierra supuso que le tocase “la lotería”, ella explica que “la energía se vende a la red y el calor ayuda al invernadero, para que tenga la temperatura optima. Se produce con 12 motores de combustión interna que consumen gas natural”.

Producen tomates durante todo el año, en 2017 se alcanzó el récord de  1.500 toneladas. Después se venden en todo el país

Apaycachana es un buen ejemplo de diversificación del negocio y de economía circular, porque a los invernaderos y la producción de energía, se suman una ganadería con 10.000 cabezas y una planta de producción de compost orgánico que aprovecha el estiércol y los desechos vegetales de los tomates. El gerente de Apaycachana (significa 'transporte' en quechua) es Francisco Martínez y explica, ante los micrófonos de  Es Radio Castilla y León que, desde 2009 fijaron “una estrategia para poner en funcionamiento las instalaciones del complejo agroganadero. Hay una ganadería, de la mano de una  Miguel Vergara, con ella se activa el negocio de Abono Vivo, por la cantidad de estiércol que sale de las instalaciones y, además, hay otras dos actividades muy ligadas, la cogeneración de energía energía eléctrica con motores de gas natural y esa cogeneración, da calor a un invernadero de 4 hectáreas con la marca Nuestra Huertina”.

La empresa ya busca invernaderos en Castilla y León en los que producir más tomates, puesto que en las instalaciones actuales la capacidad de crecimiento es limitada

En definitiva, “todo va ligado, es economia circular”. Un negocio que, traducido a puestos de trabajo, supone dar empleo a unas 70 familias, 20 en la ganadería y alrededor de 50 en verano en Apaycachana, a los que se suma “el trabajo indirecto”.

 

300 toneladas al día de estiércol

Cuatro años después de la puesta en marcha de Apaycachana, surge la necesidad -y oportunidad a la vez- de gestionar todo el estiércol que producen las 10.000 cabezas de ganado, unas 300 toneladas diarias a las que se buscó dar “un valor añadido”, explica Diego González. Desde entonces, se ha logrado  que Abono Vivo -la marca con la que se comercializa- se conozca a nivel nacional, que llegue a toda España salvo la Comunidad Valenciana y Cataluña -que lo hará el próximo año- y que las ventas hayan superado las expectativas previstas.

El estiércol que producen los 10.000 terneros y los desechos de la plantación de tomates  se utilizan para elaborar compost de alto poder nutricional

Para el agricultor, es “una herramienta más para sus campos, una enmienda orgánica de calidad que permite alimentar el cultivo y mejorar el suelo”. Abono Vivo, defiende González, está destinado a cualquier cultivo y “alimenta el suelo, mejora su estructura orgánica y eso después influye en los cultivos”. Para llegar a la calidad exigida, pasan cuatro meses desde que es estiércol hasta que se convierte en compost orgánico, un proceso en el que, entre otros, se deja que llegue a una temperatura de 70 grados para que se higienice y se voltea varias veces. Entre 2019 y 2020, darán el salto internacional a Francia y Portugal

 

Ampliación de los invernaderos

Pasito a pasito, pero sin pausa la empresa ha ido creando nuevas unidades de negocio y creciendo, a corto plazo uno de los proyectos pasa por ampliar los invernaderos en los 4.000 metros cuadrados que quedan disponibles, pero también están pensando en exportar 'Nuestra Huertina' fuera de la provincia de León y, de hecho, según explica el gerente de Apaycachana, “están buscando invernaderos en Castilla y León, para exportar la idea y el éxito de calidad que hemos tenido aquí, ahora que la  marca se sujeta por si misma”. Es uno de los proyectos de futuro, pero no el único, en la mente del equipo de Apaycachana también hay nuevas ideas para el compost y para la cogeneración de energía.  

Sección: 

Provincias: