Agronews Castilla y León

Un total de 47.000 socios elegirán a los delegados en las Juntas preparatorias de Caja Rural de Zamora

Desde ayer, 14 de mayo, la entidad bancaria zamorana ha iniciado las juntas preparatorias previas a la asamblea general que se celebrará en la capital el próximo 23 de mayo. Un total de 121 delegados van a ser elegidos en las 20 juntas preparatorias que se van a llevar a cabo hasta entonces.

Las localidades donde se celebrarán son: Toro, Coreses, Villalpando, Villafáfila, Zamora, Moraleja, Manganeses de la Lampreana, Tábara, Moralina, Fermoselle, Burganes de Valverde, Santibáñez de Vidriales, Benavente, San Cristóbal de Entreviñas, Alcañices, Carbajales, Almeida de Sayago, Corrales del Vino, Bóveda de Toro y Fuentesaúco.

En estas juntas se da cuenta a los socios de la evolución de la entidad bancaria a lo largo del año 2017, de este encuentro saldrán los delegados que posteriormente irán a la asamblea en la que ratificarán el estado de cuentas de Caja Rural de Zamora. Normalmente la afluencia de socios suele ser mayoritaria en cada una de las juntas que se llevan a cabo en horario de mañana y tarde.

Hay que recordar que la entidad bancaria presentó el ejercicio de resultados económicos correspondiente a 2017 destacando la solvencia y la banca de cercanía. Caja Rural de Zamora se basa en un modelo de desarrollo y apoyo al tejido productivo de las provincias en las que está implantada como es el caso no solo de Zamora sino también de León, Valladolid y Orense.

Esta entidad zamorana obtuvo en 2017 unos resultados “excelentes” ya que consiguió un beneficio de 16,5 millones de euros, lo que supuso un incremento del beneficio del 53,6 por ciento respecto al dato registrado en el año anterior. Según el director General de Caja Rural, Cipriano García, “En 2017 las sólidas bases de la estrategia de negocio nos han permitido obtener mayores beneficios, el deterioro del margen de negocio se ha visto compensado por una importante recuperación de provisiones por deterioro de las inversiones crediticias”.

En cuanto al volumen de negocio la Caja Rural obtuvo 3.121 millones de euros, un 10 por ciento más que en 2016, algo muy positivo para Cipriano García que confirmó “la consolidación de la tendencia al alza que ya iniciamos en 2015 y que nos permite afirmar que ya vamos superando la crisis de los últimos años”. La tasa de morosidad, a finales de 2017, se situaba en 6,4%, una cifra relativamente inferior a la registrada por el sistema financiero, debido a la menor exposición de la entidad al sector inmobiliario.

Caja Rural de Zamora cuenta con 47.100 socios, además de 138.000 clientes y un total de 231 cooperativas están asociadas a la entidad bancaria zamorana. En la actualidad tiene 262 empleados y una extensa red de más de 90 oficinas no solo en Zamora sino también en León, Valladolid y Orense.

Sección: 

Provincias: