Agronews Castilla y León

El Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España ha emitido el primer informe con respecto a las reclamaciones que a través de ASAJA-León habían realizado varios agricultores a los que las entidades bancarias obligaron a suscribir un seguro de vida para formalizar los préstamos de la sequía del pasado año. ASAJA consideró esa como una práctica abusiva, ya que en el convenio firmado por los bancos con la Junta de Castilla y León no figura ese requisito, y para más inri, el préstamo estaba previamente avalado por la empresa pública SAECA.

Las reclamaciones presentadas por varios agricultores a través de ASAJA-León responden todas a idéntica casuística. Ante la desatención del Servicio de Atención al Cliente de cada entidad, se ha recurrido al Banco de España. En la primera resolución recibida, que involucra al Banco España Duero (Unicaja Banco, S.A.), el instructor considera que “la actuación de la entidad reclamada es contraria a las buenas prácticas y usos financieros”. No obstante, el organismo supervisor se considera no competente para valorar, decidir o pronunciarse sobre los posibles daños y perjuicios que se hayan podido ocasionar a los clientes y usuarios de los servicios financieros, remitiendo, en su caso y de considerarlo el perjudicado, a los órganos judiciales.

La consejera de Agricultura sigue muda

Los agricultores afectados, además de quejarse ante los servicios de atención al cliente de cada entidad y después al Banco de España, pusieron los hechos en conocimiento de la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, la cual, a día de hoy, ha dado la callada por respuesta, una postura que beneficia a los grandes bancos y no a los agricultores y ganaderos, a quienes representa su departamento.

Sección: