Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Mañana se celebrará Comisión extraordinaria de Desembalse de la CHD en la que se abordarán las peticiones de los agricultores

El último informe de seguimiento de sequía de la Confederación Hidrográfica del Duero deja un mapa pintado en su gran mayoría del rojo que marca situación de alerta por falta de agua. En ese informe, dos sistemas que hasta junio estaban en alarma pasan a emergencia, son los del Cega-Eresma-Adaja y el leonés del Órbigo, aunque también hay otros tres que mejoran su situación pasando de alerta a pre-alerta, son los de Aliste-Tera, Bajo Duero y Tormes.

En la provincia de León, todos los sistemas están en situación de emergencia, el Órbigo y el Esla-Valderaduey. En el caso del primero, según explica Ángel González Quintanilla, presidente del sindicato central del embalse de Barrios de Luna del que se nutre, junto con el embalse de Villameca, el sistema Órbigo, explica que “están llevando a cabo restricciones muy grandes, riegan a intervalos de 20 días” y eso, expone de manera muy gráfica, “imagina lo que significaría si a una planta de casa la riegas cada 20 días, cuando le llega el agua, se tira al botijo”.

Mañana se celebrará una Comisión extraordinaria de Desembalse de la cuenca del Duero en la que se va a analizar la situación actual, un encuentro que los regantes del Órbigo van a aprovechar para trasladar dos peticiones al organismo de cuenca, “la más importante es que se rebajen los caudales circulantes a lo imprescindible para que todos tengamos algo que sufrir en este drama que se nos presenta”, explica González Quintanilla, y la segunda petición es que “se traslade al mes de agosto la cantidad de agua que la CHD tiene asignada para la campaña de riego en septiembre”, puesto que calculan que más allá del 15 o 20 del próximo mes ya no podrán dar ningún riego más, “y no tiene sentido tener agua cuando no va a hacer falta, puesto que los cultivos ya estarán secos”. Los regantes, añade, ya no pueden hacer más restricciones y, por ello, pide que también “se ajusten el cinturón” en los abastecimientos, “que no se baldeen calles, ni se rieguen jardines cuando todos se están apretando el cinturón”.

Gracias a las lluvias de la semana pasada, la situación de los cultivos en la zona del Órbigo no es mala, “ahora el campo está bien, el problema es cuando se acabe el agua, el tiempo que le falte al maíz y a los cultivos para terminar de madurar”.  A pesar de la falta de agua y del control extremo que se hace de los turnos de riego, los agricultores “no están teniendo problemas entre ellos, están llevando con resignación la situación actual, están muy bien informados de lo que pasa y están tranquilos, aunque no saben lo que pasará cuando se acabe el agua”.

Desde que hay datos, asegura González Quintanilla, “no hay constancia de un año tan desastroso como éste para los regadíos”, el futuro “depende de cómo evolucione el tiempo climatológico, con las olas de calor fuertes se consumirá más agua porque también se evapora mucho desde el embalse hasta que llega las fincas, en las producciones finales también influirá el tiempo de agosto cuando se termine el agua de riego”. 

 

La provincia de León en el informe de sequía de la CHD

Los embalses de la provincia de León están al 40% de su capacidad frente al 81% de hace un año, acumulan 525 hectómetros cúbicos de agua de los 1.057 que tienen en total. En concreto, en Barrios de Luna hay 114 hectómetros y su capacidad es de 308, en Riaño 267, de 651 totales, en el de Porma 133, de 317 y en Villameca 10 hectómetros cúbicos, de 20 en total.

Según el informe de sequía de la CHD de principios del mes de julio, “el índice de estado del sistema Órbigo se establece en función del volumen existente en ambos embalses a lo largo de los meses del año, de tal forma que es este volumen el que determina el estado del sistema (emergencia). Este índice de estado del sistema se calcula dando un peso del 85% al embalse de Barrios de Luna y un 15% al embalse de Villameca”.

El otro sistema de la provincia de León, Esla-Valderaduey, está en emergencia por tercer mes consecutivo. Para declararlo, la CHD usa un indicador obtenido a partir de las aportaciones en los embalses de Riaño (50%) y Porma (30%), la precipitación recogida en la estación de León (10%) y las aportaciones en la estación de aforos de La Robla (10%), todas ellas acumuladas a lo largo de 6 meses.

Sección: 

Provincias: 

Suscríbete a nuestras novedades