Agronews Castilla y León

La Unión Europea y Brasil -dos de los mayores productores de productos agrícolas del mundo- presentaron hoy, 17 de julio, a la Organización Mundial del Comercio (OMC) una propuesta conjunta sobre el apoyo a la producción agrícola y las medidas de seguridad alimentaria. El objetivo es limitar las distorsiones del mercado, para garantizar un nivel de igualdad a nivel mundial para los agricultores, teniendo en cuenta las necesidades particulares de los países en desarrollo.

Colombia, Perú y Uruguay ya han expresado su apoyo a la iniciativa y son copatrocinadores de la propuesta UE-Brasil.

Las ayudas agrícolas  son un tema importante en las negociaciones que conducirán a la 11ª Conferencia Ministerial de la OMC (MC11) que se celebrará en Buenos Aires en diciembre de 2017.

La Comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, dijo: "Junto con Brasil y otros países estamos demostrando nuestro firme apoyo a un sistema comercial global basado en normas, en un momento importante para la Organización Mundial del Comercio. Nuestra propuesta es a la vez ambiciosa y realista".

Phil Hogan , Comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, declaró: "Estoy encantado de que la UE y Brasil puedan continuar su liderazgo en la Conferencia Ministerial de Nairobi de 2015, donde nuestra propuesta conjunta llevó a la histórica reforma de las normas mundiales de la competencia de las exportaciones en la agricultura La UE ha reformado sustancialmente su política agrícola, y esta propuesta debería conducir a otros Miembros de la OMC a seguir nuestro ejemplo y garantizar así la igualdad de condiciones para todos los agricultores en los mercados locales, regionales y mundiales. "

La propuesta sugiere equiparar el campo de juego entre los miembros de la OMC limitando los subsidios agrícolas que distorsionan el comercio en proporción al tamaño del sector agrícola de cada país. La iniciativa tiene en cuenta las necesidades específicas de los países en desarrollo: los países menos desarrollados estarían exentos de cualquier límite de subvención, a fin de permitir el desarrollo de su sector agrícola. Dada la importancia del algodón para muchos países en desarrollo, la propuesta también aborda las subvenciones que distorsionan el comercio para ese sector de una manera específica, oportuna y ambiciosa.

En lo que respecta a los regímenes públicos de almacenamiento con fines de seguridad alimentaria, la propuesta aplica el mandato de la Conferencia Ministerial de 2013 para conciliar las prácticas públicas existentes con las normas de subvenciones de la OMC. Se reforzarían las normas relativas a dichos sistemas de almacenamiento y se acompañarían de medidas para evitar efectos de mercado negativos y distorsionadores.

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades