Diego Villacorta - Agronews CyL
  • Presentan una postura unida frente al Pacto Nacional del Agua cuya ley espera estar preparada en 2019.

Alternativas sostenibles pero que garanticen la existencia de agua en Castilla y León. Con esa premisa la CHD y aquellas Confederaciones Hidrográficas de las que dependen sus ríos a su paso por la comunidad (Sil, Ebro y Tajo) han rubricado hoy en la Consejería de Agricultura las líneas de actuación que llevarán a cabo de cara a la negociación del Pacto Nacional del Agua cuya ley espera estar desarrollada para ser debatida el próximo año.

 

Un pacto que, en palabras de la consejera Milagros Marcos espera que sirva para crear nuevos embalses o aumentar la capacidad de los ya existentes: “Se trata en definitiva de ayudar a que las distintas comunidades de regantes modernicen sus instalaciones” ha explicado en una rueda de prensa a la que ha acudido Agronews. Un aumento de la regulación que permitiría regular en el Duero más allá del 26 por ciento actual y cuyo aprovechamiento iría más allá del hidroeléctrico. El resto de cuencas tienen niveles de aprovechamiento de hasta el 221 por ciento (Guadiana)

 

La propuesta que llevarán a cabo al gobierno central también recoge otras medidas como la agilización de constitución de comunidades de regantes de aguas subterráneas y una normativa que gestione dichas masas. Para todo ello se establecerá una planificación de nuevos regadíos que esperan incrementar en 12.000 hectáreas los objetivos hasta 2021 y en otras 90.000 para cumplir con los objetivos hasta 2027 para llegar a las 660.000 hectáreas de regadíos que se fija la Junta.

 

EN UN DATO

  • Desde la Junta consideran que es imprescindible aumentar la capacidad de almacenamiento de agua en unos 350 hectómetros cúbicos mínimos aunque el objetivo es llegar a los 800.

Desde las comunidades de regantes ven como un aspecto muy positivo que los nuevos planes no solo recojan los objetivos sino que lo hagan en base a diversos estudios que, desde ahora, analizarían la disponibilidad de agua que exista: “Un gran pacto que afronte grandes retos como el cambio climático o la que hemos vivido el año pasado con déficit de agua, situaciones que serán más pronunciadas en el futuro” ha explicado Juan Ignacio Diego presidente de la CHD.

 

Desde la cuenca del Tajo agradecen que este plan permitirá el aumento de disponibilidad “independientemente del color que gobierne” mientras que desde el Ebro destacan que el agua es un elemento “primordial” para el sostenimiento del mundo rural.  Doce comunidades de regantes ya han mostrado su favor a la modernización que ha permitido un ahorro de 1.000 hectómetros cúbicos en su reaprovechamiento. Ahora solo queda que se transforme en Ley, para lo que habrá que esperar, al menos, un año.

 

 

Suscríbete a nuestras novedades