María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Leche GAZA facturó 29,9 millones de euros durante el ejercicio 2016, una cantidad que supone un incremento del 3,5% con respecto al año anterior. Así lo confirmaron los responsables de la empresa en la Junta General Ordinaria celebrada recientemente en la capital zamorana.

De este modo, Leche GAZA ha conseguido sobreponerse a un año que ha vuelto a ser difícil para el sector ganadero y que ha provocado que todos los miembros de la central lechera zamorana hayan tenido que hacer un esfuerzo para sacar la situación adelante.

Por otro lado, este año ha sido también el de la internacionalización de la marca, que ha llegado a más zonas de Europa, Asia y África y que ha permitido que Leche GAZA haya intensificado su negocio en zonas del extranjero.

Esta evolución en el exterior irá unida también a un crecimiento en el interior gracias a la salida al mercado de los mini briks, que tendrá lugar en el comienzo del segundo semestre del año y que permitirá la adquisición de leche con chocolate, entera y sin lactosa en formato más pequeño dirigida al consumidor.

Todo ello llega en un ejercicio en el que se ha producido un relevo al frente de la gerencia de la empresa láctea. Ignacio Quintanilla es el nuevo responsable de la industria tras la jubilación de José Luis Calvo que, no obstante, seguirá colaborando en proyectos como el de la ampliación de la fábrica.

Precisamente, la mencionada ampliación continúa en punto muerto a la espera de que se resuelvan los procesos burocráticos pertinentes con las licencias que tiene que otorgar el Ayuntamiento de la capital, que se están alargando en el tiempo más de lo que estaba previsto, y que están afectando al desarrollo de la empresa.

Hay que recordar que las instalaciones van a contar con unos 6.500 metros cuadrados más de los que actualmente disponen con el objetivo de poner en marcha un incremento de la producción a corto plazo siempre que consigan sacar adelante el proyecto de ampliación. Los socios de GAZA aprobaron la petición de préstamos en la asamblea de junio del año pasado y con la aprobación de capital la industria dispone de tres millones y medio de euros de recursos para invertir en el proyecto nuevo de ampliación de la empresa.

En ese sentido, desde Leche GAZA, han indicado que “nuestra intención es que el proceso se desarrolle con escrupulosa legalidad, pero también con la mayor celeridad que permitan los plazos, y que la licencia llegue cuanto antes para adaptar nuestras instalaciones al momento de ventas que está viviendo la marca”.

El nuevo gerente, Ignacio Quintanilla, es adjunto a la dirección de GAZA desde el año 2015. Es licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y tiene un máster como técnico de superior en Prevención de Riesgos Laborales, especializado en ergonomía y psicosociología aplicada. Ha desarrollado casi toda su carrera en el sector agroalimentario.

Así las cosas, la industria láctea GAZA se diferencia del resto de marcas por ser un producto certificado en granja. Es un alimento que se produce en explotaciones propias, que trabajan bajo el Plan GAZA de aseguramiento de la calidad de la leche. La industria láctea agrupa en la actualidad a 76 explotaciones ganaderas de la provincia de Zamora, en las que se recogen diariamente 80.000 litros de leche de vaca y 5.500 de oveja, que son transportados inmediatamente a la fábrica. La empresa cuenta con unas modernas instalaciones reinauguradas en 2.006. 

Sección: 

Provincias: 

Suscríbete a nuestras novedades