Agronews Castilla y León

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, acompañada por el diputado de Medio Ambiente, Urbano Alonso, ha dado a conocer esta mañana en rueda de prensa las medidas específicas puestas en marcha por la Institución para mitigar los efectos de la sequía que asola la provincia y que tienen como principal objetivo garantizar en esta situación de excepcionalidad que todas las poblaciones estén abastecidas con agua de consumo humano de calidad en todos los momentos del año.

Así, se ponen en marcha medidas concretas destinadas a las entidades locales y a la población en general a través del refuerzo al apoyo que se presta a los ayuntamientos, poniendo a su disposición camiones cisternas para el transporte de agua en caso de necesidad y de una campaña de concienciación para promover el uso racional del agua entre los habitantes de la provincia.

Ángeles Armisén ha recordado que garantizar el abastecimiento de agua a todas las poblaciones y conseguir que los sistemas de abastecimiento y saneamiento sean cada vez mejores y más modernos para que los vecinos de la provincia disfruten de un servicio de calidad en el consumo hidráulico de su domicilio es una de las prioridades de la Diputación. Este objetivo se aborda dentro de una planificación recogida en el programa de apoyo al Ciclo Municipal del Agua (CIMA II) 2016-19, que incluye  5 líneas de actuación, 18 medidas de acción y una inversión estimada de 9,3 millones de euros.

Armisén ha incidido que ante la situación excepcional que estamos viviendo por la pertinaz sequía, la Diputación refuerza las actuaciones y medidas centralizándolas en acciones que mitiguen sus consecuencias y garanticen el consumo humano en todos los rincones de la provincia.

Así, en primer lugar, se ponen en marcha medidas concretas a disposición de los ayuntamientos. Hasta el 30 de septiembre se mantiene abierto el plazo para la convocatoria de ayudas para el suministro de agua con cisternas que está dotada con 60.000 euros ampliable hasta los 160.000. Con estas ayudas, la Institución financia hasta el 80 por ciento del gasto del transporte de agua potable.

Además, se pone a disposición de los ayuntamientos otros medios para el suministro como una cisterna-remolque de 12.000 litros autorizada para el transporte del agua potable y 14 camiones cisterna con disponibilidad de transporte de agua potable con capacidad de entre 17.000 y 30.000 litros de agua por viaje.

Estas medidas se complementan con la puesta a disposición de la Institución de los ayuntamientos para el asesoramiento en la materia.

La segunda batería de medidas, también destinadas a las entidades locales, se centra en una serie de recomendaciones para ayudarles a mejorar la gestión municipal del agua. De esta manera, la Institución apuesta por la adopción de compromisos para la racionalización de usos y preferencia del humano, garantizar las lecturas de los contadores, el control sobre acometidas ilegales, adaptar el consumo humano a la situación de escasez (50 litros por habitante y día) y la adaptación de las ordenanzas municipales al uso responsable del agua.

Finalmente, se pondrán en marcha medidas para el público en general a través de una campaña de sensibilización cuyo objetivo será concienciar a la población de la importancia del agua a través de un vídeo divulgativo en el que se mostrará la situación de este recurso en la provincia, talleres que fomenten el uso responsable del agua y otras sesiones de sensibilización.

En la actualidad son tres las localidades con necesidades en la provincia, una de ellas, Calzadilla de la Cueza por una avería puntual, mientras que Moslares de la Vega y Renedo de la Vega por falta de caudal.

CIMA II.- El programa CIMA II (2016-2019), continuidad del  CIMA I (2012-2015), tiene como el objetivo organizar con enfoque integral las actuaciones de apoyo que se realizan desde la Institución provincial a las entidades locales en materia de agua.

El CIMA II, cuyo lema es ‘La sostenibilidad en la gestión municipal de agua’, se articulan en cinco líneas de trabajo que comprenden las funciones de la Diputación en la gestión del ciclo del agua.

1.- Planificación de los sistemas de abastecimiento y saneamiento.- El conocimiento de la situación actual y las necesidades o requerimientos futuros para un gestión más eficiente y con menor coste. 200.000 euros sirven en esta primera línea para realizar un estudio actual, y se establecerá una colaboración administrativa con el organismo de Cuenca, la CHD y con la  Junta de Castilla y León.

2.- Prestación de servicios centralizados, asistencia y asesoramiento por parte de la Diputación Provincial.- Ofrecer soluciones y apoyo en actuaciones ordinarias o de emergencia. 1,65 millones de euros se emplearán en: la auditoría de sistemas de abastecimiento y depuración, asistencia técnica, redacción de proyectos, estudios e informes, con relación al ciclo integral del agua, asesoramiento e intermediación en las tramitaciones de autorizaciones y permisos de otras administraciones públicas, garantía abastecimiento, control sanitario del agua consumo humano, limpieza de fosas          sépticas y otros servicios.

3.- Modernización y mejora de los sistemas de abastecimiento en su conjunto incluyendo las redes de abastecimiento público.- Desarrollo de la planificación financiando infraestructuras eficaces y eficientes y  garanticen una gestión sostenible del agua. 5,6 millones de euros se emplearán en financiar: inversiones para la conservación y mejora de las infraestructuras de la red primaria de abastecimiento e inversiones para la conservación y mejora de las infraestructuras de las redes de distribución y alcantarillado.

4.- Construcción, renovación y adecuación de los sistemas de depuración y mejora de los sistemas de saneamiento.- La financiación a través de un subprograma especifico y centrado en los núcleos con mayor incidencia en el medio que reduzca la contaminación de las aguas. En esta línea está previsto invertir 1,6 millones de euros para financiar la conservación y mejora de las infraestructuras de depuración de aguas residuales.

5.- Divulgación y sensibilización.- La planificación y la inversión ha de completarse con la garantía de un uso adecuado, apostando por la formación de los responsables municipales de la gestión y la sensibilización de los usuarios en el buen uso del agua. En esta última línea se prevé invertir 260.000 euros para la Formación de responsables y gestores, Escuelas para la Sostenibilidad, Hogares verdes y programa de sensibilización para la población en general.          

Sección: 

Provincias: 

Suscríbete a nuestras novedades