Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • El agua embalsada en León aumenta 38 hectómetros cúbicos en la última semana, pero sigue un 22% por debajo de la  media de la década

Comienza a revertirse la tendencia de bajada de agua embalsada en la cuenca del río Duero, pero los niveles continúan aún lejos de poder hablar de una situación de normalidad. En la provincia de León, Barrios de Luna, Riaño, Villameca y Porma están al 27,6% de capacidad y, aunque han sumado 38 hectómetros cúbicos en los últimos siete días siguen lejos del 49% de media de la última década, si bien se acercan al 3278% de hace un año. Va mejorando la situación y las nieves de las últimas semanas permiten garantizar aporte de agua en primavera cuando llegue el deshielo, pero aún queda mucho para poder hablar de una campaña de riego normal.

Con la mirada puesta en ese 1 de abril, en las zonas del Órbigo y el Tuerto de la provincia de León, muchas comunidades de regantes están elaborando informes periciales que certifiquen las pérdidas en las cosechas ocasionadas por la falta de agua, lo que les permitiría quedar exentas de pagar el canon anual a la Confederación Hidrográfica del Duero. Una exención que el presidente del organismo de Cuenca, Juan Ignacio Diego Ruiz, cree que es posible que se produzca. Según explicó en el programa Es el Campo de Castilla y León de Es Radío, en el Decreto de Sequía “aparecen dos fórmulas para permitir la exención, la primera era que la dotación de agua por hectárea fuera inferior al 50% de un año normal  y por esa vía el análisis, no es posible la exención”, pero hay una segunda posibilidad, la de tener “en cuenta la pérdida de producción y ésa es la que se está pendiente”. A la espera de los informes periciales, Diego Ruíz cree que, en muchas explotaciones se puede dar esa pérdida de producción porque las dotaciones son muy próximas al 50% y es de prever que lo puedan justificar y que la solicitud de exención se pueda tener en cuenta”. Ahora mismo, la CHD está a la espera de recibir las peticiones para poder analizarlas, después llegarán las resoluciones correspondientes que estimarán o no la exención del pago a los agricultores.

 

Reducción en las multas en Valladolid

El sistema de dotación de agua asigna una cantidad que se puede consumir por hectárea y contempla multas para aquellos que sobrepasen ese límite. En la pasada campaña lo hicieron dos comunidades de regantes, ambas en la provincia de Valladolid, la de Geria- Simancas y la de Tordesillas que se enfrentaban a multas de 500.000 euros. En ambos casos, según el presidente de la CHD, esa cifra se podría reducir de manera importante, una vez tenidas en cuenta las alegaciones que han presentado las comunidades de regantes. Aunque la resolución depende directamente del Ministerio de Agricultura (la CHD solo tramita el expediente), Diego Ruíz cree que “en ningún caso superarán los 200.000 euros”.

La CHD continuará utilizando el sistema de dotación por hectárea la próxima campaña, independientemente del agua con la que cuenten los embalses, ya que “es una propuesta que hace el ámbito agrario” y que se ha demostrado ser “bueno” para gestionar “mejor y con más seguridad”, haya o no sequía, puesto que permite “mantener criterios de economía de agua, ya que el cambio climático es una realidad”. Ese sistema de dotación, explica el presidente, se basa en “una contabilidad que se hace a primeros de campaña con el agua que hay los embales y una estimación de las entradas, y eso da una idea de el agua que va a haber disponible” y se establece la cantidad de agua para cada mes y para cada hectárea. Un sistema que se ha demostrado bueno, pero que, advierte Diego Ruiz, “no da un dato preciso al 100%, puesto que a lo largo de los meses puede haber más o menos precipitaciones, pero sí da una guía de volúmenes de agua no se debería sobrepasar”.

 

Sin problemas en los abastecimientos

La lluvia y la nieve de diciembre y enero no garantiza la campaña de riego, ni mucho menos de momento, pero sí el consumo humano. Aún así, la situación de sequía continúa y la próxima reunión de seguimiento de la Comisión de Sequía será la primera quincena de febrero, en ella se analizará el agua disponible y se afrontará cuándo celebrar las primeras Juntas de Explotación con las comunidades de regantes en el mes de marzo, “en las que dar un poco de luz sobre las posibilidades que hay para la planificación agraria”.

 

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades