Agronews Castilla y León

La Azucarera de Miranda amplía y diversifica su producción. La planta acaba de recibir luz verde de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para poner en marcha dos nuevos productos derivados del proceso molturador. En concreto, se trata de un nuevo pienso compuesto líquido por mezcla de melaza y vinaza y la valorización de dos residuos no peligrosos mediante fabricación de fertilizantes, tal y como recoge el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl) en su edición de ayer. En este sentido, la orden de la Consejería aprueba la modificación de la Autorización Ambiental de la factoría para incorporar los equipos necesarios y, a mayores, comenzar a desarrollar los nuevos productos.

Según contempla el expediente presentado por la propia empresa, el proceso de fabricación del nuevo pienso compuesto líquido se basa en la mezcla de los productos de melaza (producida normalmente en el proceso azucarero), vinaza (comprada a proveedor externo) y agua, mientras que los nuevos fertilizantes (abonos orgánicos) se desarrollarán a partir de las corrientes residuales de melaza.

Para desarrollar los dos nuevos productos, la fábrica debe proceder a la instalación de dos depósitos, uno de ellos para contener vinaza y otro mezclador sobre el que se añadirían los dos productos, más una corriente de agua potable, y desde donde se carga la cisterna. Ambos tendrán una capacidad de 25 metros cúbicos de producto, que se conectarán con el tanque de melaza residual de 2.650 metros cúbicos ya instalado y con un tanque de corriente residual de lavados de 1 metro cúbico.

Esas mismas instalaciones permitirán la fabricación de los dos nuevos fertilizantes, cuyo nombre comercial es Evocol y Stimel. Para desarrollar ambos productos, destaca el expediente, al depósito mezclador se le bombea la corriente residual de vinaza y la corriente residual de agua de lavados, en las cantidades correspondientes fabricando Evocol. Posteriormente se bombea la corriente residual de procesado de melaza, en las cantidades correspondientes. Este depósito está equipado con un agitador para homogeneizar la mezcla y las células de carga para el control de las proporciones. Después de un período de agitación, se toma una muestra, y se comprueba que la mezcla es homogénea y cumple con las especificaciones del producto Stimel.

G. de la Iglesia - www.burgosconecta.es
 

Sección: 

Provincias: 

Suscríbete a nuestras novedades