María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

La Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara en Zamora pide una moratoria de 5 años para la instalación de macrogranjas de porcino

Esta asociación mantuvo recientemente un encuentro con el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, para analizar los dos proyectos de granjas porcinas de producción industrial que se pretenden instalar en dos localidades zamoranas como son Faramontanos de Tábara y Pozuelo de Tábara.

Miembros del colectivo vecinal, que abarca a los municipios de Tábara, Faramontanos, Pozuelo, Moreruela y Santa Eulalia, le han trasladado la preocupación de los vecinos ante la creación de estas dos explotaciones porcinas, que albergarán 4.600 cerdos de cebo (con 11.000 cebones anuales), en el caso de Faramontanos, y 12.000 lechones (con 78.000 animales al año), en el caso de Pozuelo.

La reunión, según ha señalado a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN la portavoz del colectivo, Mercedes Alonso, “ha sido positiva con disposición a atender las reivindicaciones planteadas y a futuras nuevas reuniones”. El objetivo de esta asociación es dar voz a la problemática de la proliferación de explotaciones porcinas y que la preocupación de los ciudadanos llegue a las Administraciones.

Desde la Asociación Pueblos Unidos se ha pedido al subdelegado que el Gobierno central se posicione ante la proliferación de este tipo de granjas industriales, que pretenden invadir territorios como Zamora, una provincia lastrada por la despoblación y en la que iniciativas productivas como las macrogranjas “no servirán precisamente para asentar población en el medio rural”.

Por ese motivo, la Asociación ha buscado la mediación del subdelegado del Gobierno ante la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y el SEPRONA de la Guardia Civil, ante los cuales se han presentado alegaciones y denuncias por la afección que sobre aguas, acuíferos y medio natural tendrán los proyectos de Faramontanos y Pozuelo. Alegaciones y denuncias que todavía no han sido contestadas, y cuya resolución es clave a la hora de continuar con la tramitación administrativa de sendas explotaciones.

Hay que recordar que, según los propios proyectos de las promotoras de las granjas, la explotación de Faramontanos requerirá de 189 millones de litros de agua, mientras que la de Pozuelo necesitará 32 millones como mínimo. A todo ello se suma que, por ejemplo, la instalación de Faramontanos se proyecta sobre el acuífero que abastece al municipio de Santa Eulalia, en un terreno declarado como inundable, como demuestra el hecho de que la balsa para la recogida de purines construida está permanentemente llena de agua, procedente del subsuelo.

Por todo ello, la Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara ha pedido al subdelegado del Gobierno que le traslade a la ministra para la Transición Ecológica la necesidad urgente de establecer una moratoria en la concesión de licencias para la construcción de granjas porcinas de producción industrial, paralizando también los proyectos de Faramontanos y Pozuelo. “Se trata de disponer de tiempo para hacer un estudio serio y completo sobre los efectos de las explotaciones intensivas y una planificación sostenible, con otro modelo productivo que tenga en cuenta el impacto ambiental de los proyectos”, han señalado desde la asociación.

Sección: 

Provincias: