Agronews Castilla y León

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, presidió ayer, 16 de junio, la primera reunión del Comité de Seguimiento del Observatorio de Movilidad de Terras, donde se analizaron los datos recogidos sobre la problemática existente en el funcionamiento de los mercados de la tierra con el fin de darle un correcto aprovechamiento la esas parcelas. La conselleira destacó que el principal objetivo es mejorar la base territorial de las explotaciones agroganaderas para incrementar su competitividad y evitar, al tiempo, el abandono de tierras en Galicia.

Así, las explotaciones con titulares menores de 55 años y de mayor dimensión son las que gestionan un 40% de la superficie agraria útil, cuando en 1999 sólo aglutinaban un 25%. Este grupo multiplicó por tres su tamaño medio de explotación en esos 10 años. Por eso, la finalidad principal de este observatorio es facilitar el movimiento de predios, puesto que las explotaciones buscan parcelas con buenos accesos y tamaños y que se localicen en un radio relativamente próximo.

A través de este observatorio, que nace de un convenio de colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y la Fundación Juana de Vega, se realiza un intercambio de información entre los datos procedentes de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural (Agader), la Agencia Tributaria de Galicia, el Fondo Gallego de Garantía Agraria (Fogga) y el Instituto de Estudios del Territorio (IET), con el fin de mejorar la transparencia de los mercados y conocer las dinámicas parroquial/municipal sobre las tierras en el conjunto de la comunidad. A través del análisis en conjunto de esta información, experiencias y conocimiento entre los distintos organismos se busca articular mecanismos que sean capaces de poner a disposición de los interesados los predios rústicos que en este momento no están siendo trabajados.

En este sentido, en Galicia hay alrededor de 114.000 hectáreas de tierra con buena aptitud agraria para ser puestas en producción, y de esas alrededor de 46.000 son de la mejor calidad. Gracias a proyectos como lo que se desarrolla, se pretende darle un uso racional a la tierra, que mantenga su valor cultural, ambiental y productivo. Para ello, es preciso un seguimiento sistemático y con continuidad en el tiempo para poder asegurar una información útil para todos los agentes que intervienen en el mercado, ya que este último es más dinámico donde el sector agrario es más potente.

La conselleira señaló que el uso de la tierra agraria es imprescindible para la solvencia del campo gallego y se deben tomar decisiones que se encaminen a mejorar el contorno económico, social y sobre –todo– legal, que permita el aprovechamiento de este recurso. El convenio suscrito el pasado mes de diciembre da continuidad al proyecto “Propiedad, movilidad de tierras y valorización territorial” llevado a cabo en los años 2013 y 2014 entre la Agencia Gallega de Desarrollo Rural (Agader), la Fundación Juana de Vega y la USC y que sentó las bases de este observatorio.

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades