Agronews Castilla y León

 

  • Esta es una de las principales consecuencias alcanzadas en un estudio realizado por la Comisión Europea

La capacidad de almacenamiento de cereales, oleaginosas y cultivos proteínicos en la UE ha aumentado a 359 millones de toneladas desde 2005, pero todavía hay cuellos de botella en el sistema, principalmente relacionados con cuestiones de capacidad, que podrían afectar al sector en su conjunto. Estos son las principales conclusiones de un estudio sobre el almacenamiento de granos  en la Unión Europea, encargado por el departamento de agricultura y desarrollo rural de la Comisión Europea.

La capacidad total de almacenamiento de la UE para cereales, oleaginosas y cultivos de proteínas creció en un 20% entre 2005 y 2015, según el estudio, en comparación con un aumento del 11% en la producción en el mismo período. Esto ha llevado a una gestión de almacenamiento mejorada en toda la UE, y los 28 estados miembros han aumentado su capacidad de almacenamiento durante un período de 10 años. Sin embargo, todavía existe el riesgo de una escasez de capacidad de almacenamiento en algunos estados miembros, donde se necesita una inversión adicional.

Cada semana se mueven en la UE 4 millones de toneladas de cereales por un valor de más de  1.000 millones de euros

El estudio identificó cuatro principales corredores de transporte de cereales, complejos oleaginosos y cultivos de proteínas en Europa: Báltico-Adriático, Mar Báltico del Norte, Rin-Alpino y Rin-Danubio. Además, descubrió que la mayor parte del tonelaje de larga distancia se realiza por vías navegables interiores y ferrocarriles, mientras que las distancias cortas están cubiertas principalmente por el transporte en camiones.

Sin embargo, para los cuatro corredores de transporte y los tres modos de transporte, surgieron cuellos de botella. Por ejemplo, surgieron problemas de capacidad en la red de transporte alemana y austríaca, en particular con respecto a las conexiones ferroviarias transfronterizas.

Con alrededor de 4 millones de toneladas de granos por valor de más de  1.000 millones de euros moviéndose en la UE cada semana, un sistema de almacenamiento y logística que funcione bien es de gran importancia para garantizar que las demandas del mercado de la UE se cumplan a un precio competitivo. Los cuellos de botella pueden conducir a la escasez de suministros y a una mayor volatilidad de los precios.

El estudio proporciona una descripción completa y un mapeo de la situación de almacenamiento y logística de cereales, complejos oleaginosos y cultivos de proteínas en la UE. Mapea instalaciones de almacenamiento para todos los estados miembros y en todos los niveles de la cadena de suministro. Y también muestra la evolución de las capacidades de almacenamiento y la infraestructura logística en los últimos 10 años. Por último, brinda recomendaciones para abordar estos cuellos de botella y analiza las oportunidades para futuras inversiones.

Más información

Sección: