José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

El procurador socialista, Juan Luis Cepa, ha hecho balance, en lo que al tema agrario se refiere, del trabajo en las Cortes de Castilla y León en los últimos meses, siendo especialmente crítico con la política sobre incorporación de jóvenes que está llevando a cabo el Gobierno que dirige Juan Vicente Herrera, asegurando, incluso que, en los últimos 11 años sólo se han incorporado a la actividad agrícola en la región 4.781 jóvenes, “muy lejos de los compromisos de legislatura o de los objetivos marcados en los distintos periodos operativos”

Así, ponía en duda los últimos datos ofrecidos desde el Ejecutivo Autonómico cuando se hablaba de que en la legislatura en curso se han incorporado 2.705 “cuando sólo existe una resolución, la del 4 de mayo de 2017, con 825 expedientes aprobados, en 2016 no hubo convocatoria, la de 2017 no se ha resuelto todavía y la de 2018 ni se ha convocado”

“Y lo mismo se puede decir de los importes, se nos había asegurado que se subían los importes hasta los 70.000 euros más 11.000 euros de la PAC. Sin embargo, en esa resolución nadie cobró 70.000 euros, 4 percibieron 60.000 y 95 más de 50.000…. todo ello para una ayuda promedio de 36.799 euros, cifra que es incluso inferior a los importes fijados para el periodo financiero anterior”, concluía el procurador salmantino.

PAC

Juan Luis Cepa quiso destacar el momento clave que vive el sector ante una nueva reforma de la PAC. “En este proceso negociador sólo pido a Milagros Marcos la misma lealtad institucional con el Ministerio que el PSOE de Castilla y León ha tenido con la consejera de agricultura y ganadería en el documento de consenso regional”

Desde el PSOE de Castilla y León se reclama una PAC con, al menos, el mismo presupuesto que la actual, con unos pagos directos financiados al 100% desde Bruselas, se rechaza una posible renacionalización de las ayudas y se reclama un plan estratégico único para España.

Para finalizar el procurador socialista ha querido destacar la situación de crisis que vive tanto el ovino como el vacuno de leche que se plasma en un continuado cierre de explotaciones que en el caso del primero hace que en lo que va de año se clausurarán 273 mientras que en el caso de la segunda la reducción es de 6 granjas al mes.