Agronews Castilla y León

Es una de las medidas que incluye la actual reforma de la PAC presentada el pasado 1 de junio por el Comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, sobre la que más se ha debatido y más titulares ha provocado en la prensa especializada y debate entre los expertos en este asunto, estamos hablando del “capping”, el tope por explotación que se ha establecido a partir de una franja de 60.000 a 100.000 euros, con esa cifra como máximo, sobre la base del empleo generado.

Son varias las voces, sobre sale aquí la de Alan Mathews uno de los principales analistas de la Política Agraria Común, que han mostrado la poca utilidad que está medida va a tener al entender que, los fondos que se van a recuperar, van a ser escasos.

Precisamente, esa opinión ha sido confirmada incluso por los propios funcionarios de la Comisión Europea, en un briefing de prensa en Bruselas, según recogen varios medios de comunicación europeos, donde  han afirmado que probablemente apenas el 0,2% de los solicitantes de la PAC en el conjunto de la Unión Europea, cuya cifra ronda los 7 millones.

Alan Mathews, Profesor Emérito de Política Agrícola Europea en el Departamento de Economía del Trinity College de Dublín, señalaba en una reciente publicación como “la propuesta no tendrá absolutamente ningún impacto en la gran mayoría, sino en todos, los Estados Miembros”

Además, presentaba una gráfica que se adjunta sobre la base del valor del pago directo medio en la Unión Europea se situaría en los 250 euros por hectárea, lo que haría que una explotación, para alcanzar esos 60.000 euros debería contar con 240 hectáreas. Con lo que si se aplica esa reducción por el empleo generado/aplicado en la explotación no se produciría ninguna reducción teniendo en cuenta, afirma el economista, que el valor de la majo de obra se podría situar en los 250 euros por hectárea, teniendo en cuenta que el salario bruto anual podría cuantificarse en los 30.000 euros brutos por unidad de trabajo teniendo en cuenta que cada una de ellas podría trabajar en 120 hectáreas.

“En la mayoría de los países de la Unión Europea la deducción que se podría hacer por los costes laborales es muy superior a ese importe medio por hectárea que se cobra de fondos procedentes de Bruselas”, afirma el economista irlandés. “Las únicas excepciones se podrían ver en las grandes explotaciones de Bulgaria, Rumanía y Lituania”

Límite máximo 2015 – 2020

Este capping no es algo novedoso y ya se activó en la reforma del 2015 – 2020, aplicándose una degresividad mínima del 5% para los pagos superiores a los 150.000 euros, medida que sólo fue aplicada en ciertos Estados Miembros, 15, logrando recuperar con este recorte, en el año 2015, 98 millones de euros lo que significa apenas el 0,44% de los importes del Pago Básico, dato que es incluso inferior a las proyecciones de la Comisión Europea que confiaba en hacerlo en 111 millones de euros anuales.

Sección: