Agronews Castilla y León

CCOO valora positivamente los cambios normativos que aprobó el viernes el Consejo de Ministros, que impedirán que las empresas utilicen su acceso al Sistema Red de la Seguridad Social para desobedecer a la Inspección de Trabajo, que les obligaba a reconocer como trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena a los falsos autónomos. El sindicato había denunciado que algunos grupos empresariales de la industria cárnica como Vall Companys, Disavasa y Aragonesa de Piensos utilizaban un resquicio legal para darles de baja

El Consejo de Ministros del 3 de agosto aprobó un real decreto por el que se modifica el reglamento general sobre inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores y trabajadoras en la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.

El nuevo reglamento modifica dos artículos. Se actualiza la redacción del tercer párrafo del artículo 31 y se añade un nuevo segundo párrafo. Se asegura que la solicitud y la emisión de informes por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, actualmente potestativa a efectos de la tramitación y resolución de las altas, bajas y variaciones de datos, resultará preceptiva para la resolución de aquellas solicitudes de baja que se formulen tras haberse practicado altas de oficio, respecto a los mismos trabajadores, a instancia de dicho organismo estatal.

El artículo 35 modifica su apartado 7 para establecer que no producirán efectos ni extinguirán la obligación de cotizar aquellas bajas y variaciones de datos formuladas por las empresas y, en su caso, por los trabajadores, cuando afecten a los periodos comprendidos en las actas de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que motiven la tramitación de procedimientos de alta y variación de datos de oficio, por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social, respecto a los mismos trabajadores afectados por aquellas.

El Gobierno da un mensaje claro de que no valen los atajos, más aún con la aprobación el 27 de julio del Plan Director de la Inspección de Trabajo, que tiene como principal objetivo la lucha contra la precariedad y la explotación laboral y que destaca el bloque de las falsas cooperativas y de los falsos autónomos.

CCOO afirma que seguirá exigiendo que se aceleren las actuaciones inspectoras y que se centren en una actuación general y global contra las cárnicas hasta que no se regularice todo el sector.