Agronews Castilla y León

Ha pasado de contar con 11 ganaderos socios y recoger 800.000 litros de leche de cabra en el año 2013 a superar con creces los 200 ganaderos actualmente y recoger y comercializar 6 millones de litros de leche de cabra. Son sólo cifras, pero hacen perfectamente una fotografía de la cooperativa CAPRIEX, sita en Los Santos de Maimona (Badajoz), y su afán de superación en tan sólo tres años con el objetivo de fomentar la rentabilidad y profesionalidad del sector caprino extremeño.

CAPRIEX es una cooperativa de primer grado que se dedica a la comercialización de leche cruda de cabra de las explotaciones de sus ganaderos socios y de cabritos en vivo para los distintos mataderos, embarcada en un futuro de proyecto de ampliación de dicha comercialización, defendiendo así la calidad de los productos de los socios.

Los inicios de esta cooperativa de caprino se remontan al año 2007, si bien tras sufrir un bache en su trayectoria en el año 2013 inicia una reestructuración y una apuesta por la integración cooperativa que le ha llevado a presumir hoy de poder ofrecer un futuro estable a sus ganaderos socios, que ven la pertenencia a una cooperativa como un factor de seguridad y garantías.

Eso es precisamente lo que ha hecho que Capriex cuente hoy con más de 200 ganaderos de caprino socios (eran 11 en el año 2013), 7 trabajadores (hace tres años sólo tenían uno), recoja 6 millones de litros de leche de cabra (en 2013 fueron 802.000 litros) y comercialice alrededor de 17.000 cabritos este año, una actividad que no realizaban siquiera hace tres años.

“La seguridad en la comercialización de sus productos y el buen hacer de la cooperativa está haciendo que CAPRIEX se encuentre en continuo crecimiento actualmente”, destaca el gerente de esta cooperativa, José María Lozano. Y es que la estructura y la profesionalidad que ofrece CAPRIEX ha provocado un resurgimiento del interés por el sector caprino. “Tradicionalmente, una de las debilidades del sector caprino ha sido su falta de vertebración. Pero ahora existe una tendencia al asociacionismo que está impulsando a este sector”, señala Lozano, quien añade que “la unión en una cooperativa supone para el ganadero garantía y seguridad en la recogida de su producto y en el cobro”.

Todo ello lleva a CAPRIEX manejar unas previsiones para el próximo año que superan las del actual y que apuntan a comercializar unos 25.000 cabritos y 8 millones de litros de leche, debido al incremento del número de ganaderos socios y al crecimiento de sus explotaciones.

“Nuestro futuro pasa por consolidar nuestro grupo, por estabilizar y afianzar todas estas cifras, apostando por el crecimiento, para lo que queremos impulsar el servicio de recogida de la leche de cabra y la venta de carne”, explica el gerente de esta cooperativa, quien además valora de forma muy positiva la intercooperación que llevan a cabo con el grupo andaluz Dcoop en la comercialización de leche cruda de cabra.

Proyectos futuros

CAPRIEX realiza una recogida de leche de cabra centralizada, que se destina después a queserías del mercado nacional e internacional para la elaboración de derivados de esa leche, como queso, postres o leche en polvo. Igualmente, planifica la recogida de animales vivo y gestiona el transporte a matadero.

El siguiente paso, en lo que ya está trabajando esta cooperativa, es la venta de productos transformados con marca propia, algo que quieren lanzar de cara a la próxima campaña navideña para estimular el consumo de la carne de cabrito. Así, se podrá encontrar bajo la marca CAPRIEX la carne de cabrito por piezas y el queso curado y semicurado de leche de cabra.

A través de su página web www.capriex.es se podrá comprar de forma online estos productos, con el objetivo de superar el problema de la estacionalidad en el consumo de la carne de cabrito, que cuenta además con un distintivo de calidad en cuanto al control de la trazabilidad, dando todas las garantías alimentarias al consumidor final.

La carne fresca se podrá adquirir por piezas, que irán directamente desde el matadero al consumidor, al que se le pone aún más fácil la preparación de esta carne de cabrito con la comercialización de productos de quinta gama: paletilla, pierna y pierda deshuesa de cabrito preparados y prácticamente listos para consumir.

Y todo ello bajo la marca propia de la cooperativa CAPRIEX, que cierra con este proyecto de comercialización de productos caprinos la cadena que comienza con unos ganaderos a los que les importa sumamente un sector que lucha por su desarrollo, que se adapta y que desempeñan con su ganado un papel fundamental para el mantenimiento del medio rural y para la conservación del medio ambiente.

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades