Agronews Castilla y León

Las organizaciones UNPT (Unión Nacional de Productores de Patatas, Francia), ABS (General Se Boerensyndicaat, Flandes) y FWA (Federación Valona de Agricultura) comenzaron un proyecto Interreg juntos para buscar salidas alternativas en la región norte Francia - Valonia - Flandes, durante campañas marcadas por grandes excedentes de patatas.

La demanda de patatas para transformación aumenta cada año en Flandes, el norte de Francia y Valonia. Al mismo tiempo, los riesgos que soporta el cultivo están aumentando a causa del cambio climático. Para satisfacer esta demanda, la superficie está creciendo continuamente, con variedades cada vez más productivas.

Como consecuencia de toda esta situación una gran variabilidad marca la producción en estas zonas, lo que supone, afirman estas asociaciones, una gran hipoteca para los cultivadores de patata. En los años de alta productividad, el excedente es tan grande que el valor total del tubérculo producida en la región disminuye considerablemente, dados los precios extremadamente bajos.

Así, aseguran que en estas áreas en los últimos 10 años se han vivido tres campañas con un excedente muy grande y precios muy malos. Durante estos años, grandes volúmenes de patatas "muy baratas" estaban disponibles, lo que podría crear oportunidades para puntos de venta alternativos.

La condición para el éxito es el establecimiento de puntos de venta que puedan absorber grandes volúmenes de patatas, pero solo durante estas campañas particulares. Esto requiere acuerdos previos y convencer a los productores para que colaboren en gran escala entregando estos volúmenes de patatas en condiciones favorables.

 

¿Qué quiere lograr el proyecto?

El proyecto desarrollará un sistema de información que permitirá estimar al comienzo de cada campaña si existe o no una probabilidad real de excedentes importantes de patata.

En un segundo paso, examinará cuáles son las posibilidades en los diferentes puntos de venta alternativos para absorber estos volúmenes de patatas y en qué condiciones.

El proyecto se centrará en los sectores de alimentación animal, industria de almidón de patata, biogás (digestión anaeróbica) y compostaje industrial o agrícola.

 Finalmente, determinará si los productores de la región están listos para participar en una colaboración a gran escala para hacer posible esta salida alternativa.

El proyecto, que comenzó en enero pasado, se lleva a cabo con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Se finalizará a principios de julio de 2019.

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades