Imagen de Berta Redondo
Publicado por Berta Redondo
  • Con la ocasión de la celebración del Día Mundial de los Fertilizantes nuestra corresponsal en Bruselas Berta Redondo ha visitado las oficinas de Fertilizers Europe, la asociación de productores de fertilizantes minerales en Europa, para hablar del presente y futuro del uso de fertilizantes en la Unión Europea.

  • Hablamos con dos miembros del equipo de Fertilizers Europe: Tiffanie Stéphanie, Directora de Agricultura y Medioambiente; y Elisabeth Bömcke, Asesora de Políticas de Agricultura. 

Desde el pasado año, el 13 de octubre se ha convertido en el Día Mundial de los Fertilizantes (Global Fertilizers Day), ¿cuál es el propósito de esta conmemoración?

Tiffanie Stéphani: La idea principal de esta iniciativa que Fertilizers Europe inició el año pasado, es poner el foco en el significado y en la importancia que tienen los fertilizantes en nuestro día a día, sobre todo para nuestra alimentación. Mucha gente da por sentado que las estanterías de los supermercados estén llenas y con un montón de opciones pero, ¿de dónde viene esa comida? Esto es por lo que decidimos lanzar este día, porque sabemos, tal y como diferentes estudios científicos demuestran, que la mitad de la población actual es alimentada gracias a los fertilizantes. Y esto es uno de los puntos que queríamos subrayar. Para ello, elegimos el 13 de octubre ya que es el día en el que Fritz Haber y Carl Bosch patentaron el proceso de producción de fertilizantes a través de la síntesis de amoníaco a partir de nitrógeno atmosférico. Esto fue un hito para la primera Revolución Verde.

 

- ¿Qué actividades se han organizado para este 13 de octubre?

TS: La idea es informar sobre el papel de los fertilizantes, aunque no necesariamente sobre cuestiones relacionadas con su regulación. Para ello, el equipo de Fertilizers Europe estaremos en una granaj situada a poca distancia de Bruselas. Allí, junto con alguno de nuestros colaboradores, presentaremos un folleto que explica de dónde vienen los alimentos desde la perspectiva de los fertilizantes con el objetivo de fomentar la concienciación de los participantes en el acto.

Además, dado que es una celebración mundial, colaboraremos también con la Asociación Internacional de Fertilizantes (IFA), quien ha previsto diferentes actividades de comunicación con sus miembros con el objetivo de animar a sus empleados, clientes y compradores a difundir nuestro mensaje.

 

 

- ¿Qué es Fertilizers Europe y cuál es vuestra función aquí en Bruselas?

TS: Somos la asociación de empresas europeas productoras de fertilizantes minerales. Nuestros 17 miembros representan alrededor del 75% de toda la producción de fertilizantes minerales en Europa. En cuanto a su valor, si miramos al mercado europeo de nutrición vegetal, el 80% de los productos vendidos son fertilizantes minerales, por lo que contamos con un significado importante en términos de valor de mercado gracias al hecho de que se trata de un mercado armonizado.

Como digo, principalmente, nuestros miembros son empresas, como por ejemplo Fertiberia en España. Es más, su Presidente Javier Goñi también lo es de Fertilizers Europe. Pero también tenemos por supuesto unas pocas asociaciones nacionales que ayudan a difundir el mensaje a los gobiernos de cada país. En el caso de España, se trata de ANFFE, pero también tenemos a Reino Unido, Italia, Polonia, Bélgica, Países Bajos o Francia.  

 

- En marzo del año pasado, la Comisión Europea propuso una nueva regulación de fertilizantes en Europa, ¿ha sido ya aprobada?

TS: No. Como ya sabes, Europa puede ser lenta... y en esta pieza de legislación concretamente Europa está siéndolo bastante. La nueva regulación sobre fertilizantes fue propuesta por la Comisión el año pasado, y desde entonces nos ha mantenido a Elisabeth y a mí bastante ocupadas ya que se trata de LA pieza de legislación que regulará cómo nuestros miembros podrán trabajar en el mercado europeo a partir de 2020 y con una duración de aproximadamente 10 años.

En cuanto a su contenido, la propuesta de la Comisión es muy diferente a la norma actual, en práctica desde 2003 y que solo regula los fertilizantes minerales. Pero la Comisión quiere ahora cubrir todo tipo de “productos fertilizantes”, tal y como los denomina. Se incluyen también los fertilizantes orgánicos que, a día de hoy, solo cuentan con normas nacionales, y también los llamados bioestimulantes. De esta forma, tendremos una regulación con hasta 6 categorías de producto diferentes, y eso es un objetivo bastante ambicioso para la Comisión, sobre todo porque aunque todo esté dentro de la nutrición vegetal, es un poco como comparar manzanas y peras. Asique es bastante difícil para la Comisión, y para esta regulación, llegar a una solución que esté a la medida de todos y sin ser demasiado compleja técnicamente.  

 

- Algunas asociaciones de productores del sector, como es el caso de la española ANFEE, apuntan a un “trato discriminatorio” en la nueva norma para los fertilizantes minerales frente a los orgánicos. En este sentido, ¿cómo será la norma final?

TS: No lo sabemos aún. En julio de este año la comisión de Mercado Interior y Protección de los Consumidores del Parlamento Europeo aprobó por una amplia mayoría un informe que es bastante bueno porque corrige muchos errores de la propuesta de la Comisión. Sobre todo, la Comisión quiere favorecer los fertilizantes orgánicos porque como dije, hoy en día solo están cubiertos por reglas nacionales. Es decir, si una compañía española quiere vender en Francia necesita obtener la autorización del gobierno francés. Y si quiere hacerlo en Italia, también necesitará un acuerdo con los italianos.

Quieren crear un mercado común, pero el problema es que su propuesta es una especie de paradigma porque nos estamos moviendo de una regulación de 2003, que solo cubría fertilizantes minerales, a otra que regulará todo tipo de productos pero poniendo mayor control es los minerales. Por eso ANFEE habla de falta de trato por igual, porque no entendemos el objetivo de la Comisión de desfavorecer los fertilizantes minerales sabiendo que representan el 80% del mercado.

 

 

- Ahora que ese informe se ha aprobado, ¿cuáles son los siguientes pasos? ¿Cuándo estará lista la nueva regulación para su aprobación?

TS: Hemos dejado de hacer una estimación sobre cuándo llegaremos a un acuerdo porque es un asunto que sigue siendo pospuesto, no te puedo responder... El informe ha sido aprobado en Julio, y ahora lo más seguro es que sea votado en la próxima sesión plenaria del Parlamento Europeo, alrededor del 24 de octubre. De forma paralela a través del Consejo Europeo, los países europeos todavía tienen que llegar a una postura común, todavía están trabajando en estos momentos. Después se tienen que iniciar las negociaciones del trílogo, pero todo depende porque ahora tenemos la presidencia de Estonia y después la de Bulgaria, y no sabemos si Bulgaria pondrá este asunto como prioridad o no. Es decir, podemos ir más rápidos o más lentos... Nuestras conjeturas acerca del programa de trabajo son que se podría publicar en el Diario Oficial de la UE alrededor del verano del próximo año. Y después habrá un periodo de transición de 2 años, lo que significa que todas las normas se empezarán a aplicar en el verano de 2020.

 

- ¿Por dónde pasa el futuro de los fertilizantes europeos? ¿Tendrán más peso los fertilizanes orgánicos en relaciones a los minerales?

Elisabeth Bömcke: Como agronómo, pienso que hoy en día los fertilizantes orgánicos se presentan como rivales de los minerales. Hay quien puede pensar que las plantas pueden crecer sin ningún aporte pero la realidad es que los cultivos agrarios necesitan mucho más de lo que nosotros necesitamos. Es simple: para alimentarnos a nosotros, necesitamos alimentar a las plantas. Lo más importante es encontrar el equilibrio correcto porque, a pesar de que los fertilizantes orgánicos tienen muchas ventajas, los nutrientes que contienen no están siempre disponibles de forma directa, por lo cual las plantas pueden tener esos nutrientes presentes pero no tomarlos. Para esos momentos, los fertilizantes minerales son realmente importantes porque con ellos puedes controlar el tiempo que se necesita para liberar los nutrientes a las plantas.

Creo que lo que mañana será realmente importante será proveer a los agricultores con la información correcta y enseñarlos cómo tomar la mejor decisión. Hoy en día parece que la mejor manera es no usar abonos, pero no tenemos que olvidar que las plantas necesitan alimentarse al igual que nosotros. Y no pueden comer solo una cosa, así como nosotros no podemos comer solo verduras y necesitamos también carne. Necesitamos diferentes alimentos para estar sanos, y las plantas, al fin y al cabo, es lo mismo: solo se trata de dar a la planta el alimento correcto en el momento adecuado.

 

- ¿Y quién va a educar a los agricultores en esto?

Tiffanie Stéphani: Tiene que ser en colaboración, todos tenemos la responsabilidad. Como Fertilizers Europe no tenemos una relación directa con los agricultores pero sabemos que alguno de nuestros miembros están cada vez más en contacto con los productores, por lo que pueden guiarlos mejor hacia mejores prácticas nutricionales.

Pero también creemos que Europa tiene un papel importante en esto, sobre todo a través de los sistemas de asesoramiento a agricultores que existen en teoría en la PAC: se supone que los países europeos están obligados a contar con estos sistemas de asesoramiento pero luego vemos que estos invierten cada vez menos dinero en esto. Esperamos que, en el contexto de la futura PAC, la Comisión Europea presione a los estados miembro para desarrollar estos sistemas. También esperamos que para la próxima PAC, a partir de 2020, se incluyan medidas agroambientales por las que los agricultores sean motivados a controlar el uso eficaz del nitrógeno, lo cual es una forma clara de asegurarse que tienen menos emisiones negativas para el cambio climático y el aire.

Añadir nuevo comentario