Imagen de Ángel Cuaresma
Publicado por Ángel Cuaresma

Estamos tan abducidos haciendo cuentas sobre la cuota sexual (no de género) de las personas que integran el nuevo Gobierno que ya parece pasado de moda el viejo debate sobre otra cuota, la regional o provincial de los ministros o cualquier otra selección de altos cargos (evítese aquí el femenino)

A mí me parece bien que no se distinga a los ejecutores de la política nacional o autonómica por su procedencia y no se echen números sobre si hay más o menos de uno u otro lugar pero, la verdad, no les engaño si les digo que esperaba un ministro (creía que iba a ser ministra) de Castilla y León, región esta nuestra que cuenta, incluso en la órbita del PSOE, con personas experimentadas, conocedoras de los mecanismos de la Unión Europea y, por ende, si es a lo que vamos, mujeres.

Al final, el titular de Agricultura (sin Medio Ambiente), Luis Planas, no es de Castilla y León, no es una mujer, pero, al menos, da la sensación de que sí sabe de esto que nos ocupa. Claro, su experiencia fundamental, que no es poca es Andalucía, cuyas agricultura y ganadería pueden parecer tan diferentes a la nuestra pero, no nos engañemos, aunque solo sea por la dimensión de algunos de sus modelos de explotación, es directa competidora en producción y, lo que no es baladí, en percepción de ayudas.

Ello no significa nada y, aunque lo significara, ya supimos, en su día, de la predilección por Andalucía de los gobiernos, aunque, en el momento presente, las relaciones entre los líderes nacional (ellos dicen federal) y regional sean manifiestamente mejorables pese a las cuotas, estas sí, de compromiso. Aunque una victoria, aunque no sea electoral, sutura muchas heridas.

Sin embargo, en este primer día, y con los ministros en funciones aún de cuerpo presente, no insistamos en una crítica que no estaría fundamentada y confiemos en el currículum, que pueden leer en Agronews. Un experimentado en políticas de gestión, en Andalucía, en la Unión Europea, en algunos momentos criado a los pechos de Pedro Solbes (que tampoco es moco de pavo) y embajador en Marruecos, vecino con el que las relaciones agrícolas y pesqueras también son más que relevantes.

Y otro dato: el ministro Planas no es un jovenzuelo. No sé si su edad, como la de otros colegas de Gabinete, significa que el Ejecutivo va a durar poco pero sí, al menos, certifica experiencia, que siempre es bien venida.

Tags: 

Añadir nuevo comentario