Agronews Castilla y León
  • Los alumnos, que acuden entre semana cuatro horas diarias, repararán una fuente, refugios de resineros o un depósito en los próximos meses.

El pasado lunes arrancaron los cursos organizados por ISMUR en los que los ocho alumnos dedican las mañanas de los días laborables para rehabilitar varios espacios de diferentes municipios segovianos con el fin de acondicionarlos y evitar su deterioro. Durante los próximos dos meses repararán tres refugios de resineros en Cantalejo o cerrarán el depósito de agua de “El Alto de las Viñas” el Aldeonmayor.

 

Pero el proyecto en el que ya han comenzado a trabajar las ocho personas -que pertenecen al programa de inserción para inmigrantes no comunitarios-  es la reforma de la Fuente de El Caño de Valdesimonte en la que se instalará una nueva tubería de 300 metros de longitud desde el manantial hasta la fuente que reemplace la conducción de agua existente de fibrocemento por otra de polietileno pe alimentaria de baja densidad.

 

En la actualidad, dicha tubería está muy degradada y la reforma buscará darle un nuevo aspecto: “El objetivo es eliminar y subsanar las deficiencias que por deterioros se han ido produciendo con el paso del tiempo” señalan desde la organización. Los alumnos contarán con las clases impartidas por Felicísimo González, profesional del sector con amplia trayectoria y experiencia en este tipo de intervenciones.El programa se enmarca dentro del proyecto “Nuevas Tecnologías para la integración socio-laboral de la población inmigrante”, cofinanciado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Fondo Social Europeo.

Sección: 

Provincias: 

Suscríbete a nuestras novedades