Agronews Castilla y León

Las ayudas de la PAC (Política Agraria Comunitaria) basadas en los derechos históricos, los pagos por superficie y la regionalización productiva (estratos) tienen que ser sustituidas por una compensación de la renta de los agricultores en función del ejercicio real de la actividad agraria que realicen y de su renta personal agraria declarada en el IRPF.

Esta es la reforma que defiende el Gobierno de Aragón desde el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad y que hoy, 17 de marzo, el Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha expuesto durante la inauguración de las jornadas técnicas “Ejea ante el desafío agroalimentario glocal”, en el marco de la 15ª edición de la Feria de Ejea, de marcado carácter agrario.

La proposición incluye a todos los agricultores y ganaderos independientemente de su orientación productiva y dimensión, y se modula mediante algunos factores correctores: grado de profesionalidad agraria, dimensión económica de la explotación y eficiencia productiva de la misma. El pago estará condicionado al cumplimiento de buenas prácticas agronómicas que deben definirse y a las que se pueden sumar determinadas exigencias de carácter ambiental o social.

Lambán ha reconocido los problemas de la excesiva burocratización que lleva aparejada la tramitación de las ayudas de la PAC, si bien ha aclarado que no hay retraso en el pago, puesto que el pago se puede hacer hasta junio. En todo caso, es un “retraso del adelanto”, ya que lo que se paga antes de diciembre es un adelanto de esas ayudas que tienen como límite junio.

El Presidente de Aragón ha defendido precisamente una agilización una reforma para solucionar los problemas que se han puesto de manifiesto en la provincia de Teruel tras la última reforma de la PAC, pero del mismo modo evitar las deficiencias estructurales de esa política que afectan al conjunto del sector. En términos de equidad, se trata de no sean las rentas más altas las que más ayudas reciban. Y, en términos de eficacia, impedir que una buena parte de las subvenciones lleguen a beneficiarios cuya dependencia de la actividad agrícola y contribución a la misma sea mínima o incluso irrelevante.

En este sentido, ni los estratos o regiones productivas ni los pagos por superficie ni los derechos históricos son útiles. Y por ello, fija la renta como el elemento básico de referencia y en torno al cual se deben implementar los mecanismos de compensación.

Lambán también ha puesto el acento en la necesidad de relanzar este sector fundamental de la economía aragonesa a través de la logística y tras saludar a los tres consejeros autonómicos de Agricultura de Aragón, Castilla-La Mancha y Navarra participantes en las jornadas, ha defendido las políticas dirigidas junto con otras comunidades autónomas como Andalucía, Navarra o Valencia para mejorar la conectividad ferroviaria y la salida de mercancías a puertos desde donde salgan hacia mercados extranjeros.

 

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades