Agronews Castilla y León

Las específicas características del olivar, del olivo, hace que presente interesantes posibilidades a la hora de poder plantarlo en casa ya sea en el jardín o en una maceta.

Aquí es importante señalar que, al tratarse de un árbol mediterráneo, es especialmente sensible tanto al exceso de agua como a las heladas mientras que es una “especie de luz” por lo que demanda una importante presencia del sol para un desarrollo correcto de la planta.

Si quiere mas información sobre el cuidado de cualquier planta pinche https://como-plantar.org/

Un aspecto clave es la compra de la planta del olivo (olea europea) en un vivero certificado lo que nos asegura la sanidad del plantón y evita posibles problemas posteriores de enfermedades, plagas o desarrollo incorrecto del árbol.

Es interesante optar por una planta de olivo que presente un crecimiento ya significativo, siendo recomendable que supere ligeramente el metro de altura.

De cara a tener el árbol en casa es importante señalar que acepta la posibilidad de ser plantada en el jardín como, siendo especialmente interesante esta elección en zonas frías, en un barreño o maceta para su colocación en el interior, siendo aconsejable que en caso de elegir esta segunda opción decantarse por una habitación seca, fresca y que este muy bien iluminada , destacando aquí que al estar en maceta necesita más cantidad de agua, pero señalar que es un árbol que soporta mal el exceso de este líquido.

¿Quieres ampliar la información sobre el cuidado del olivar plantado en casa? Pincha en este enlace

El tamaño de la maceta de plantación debería ser por lo menos tan grande como la copa del árbol con lo que se lograría que las raíces cuenten con el suficiente espacio para poder desarrollarse y crecer de una forma correcta. 

La  plantación del olivo, sea cual sea la elección, debe realizarse en primavera u otoño y siempre optando por terrenos arenosos que son en los que mejor responde. En junio la aceituna se desarrolla siendo el momento adecuado de la recolección desde mediados de noviembre y hasta enero. Señalar aquí que la mayoría de las variedades comienzan a dar frutos a los cuatro o cinco años luego de plantados, dependiendo de la especie aunque algunas pueden demorar hasta 12 años.

Mientras que en el caso del jardín se deben evitar los terrenos orientados hacia el norte, ya que como se ha comentado anteriormente, es un árbol que necesita con fuerza la presencia del sol y la luz. Aquí conviene tener en cuenta que al olivo le afectan especialmente los suelos muy húmedos por lo que es importante que se coloque en una zona que tenga un importante drenaje.

El olivo tiene una fase de especial crecimiento durante los meses de mayo a julio por lo que es el mejor momento para apoyarle con abono.

Una labor importante es la poda. Así, se deben cortar las ramas que vayan creciendo tanto en la parte baja del árbol como el tronco, siempre tratando de respetar las que crecen de forma horizontal y hacia arriba. Aquí es destacable que junta a estas labores se traten de eliminar los brotes que hayan podido aparecer en la parte inferior del tronco.

Sección: 

Suscríbete a nuestras novedades